Reino Unido necesita una votación sobre Europa: artículo de opinión en El País.

Un artículo publicado el pasado 8 de julio en El País, de Timothy Garton Ash, en el que expone su opinión del papel del Reino Unido en la Unión Europea, relacionándolo con el referendum que se va a convocar sobre la independencia de Escocia. Del artículo entresaco los siguientes comentarios.

Todos los partidos políticos de Reino Unido deberían incluir en sus programas para las elecciones generales el compromiso de celebrar un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea durante la próxima legislatura. Dicho referéndum debería estar compuesto de una pregunta muy sencilla: ¿Quiere que Gran Bretaña permanezca en la Unión Europea? (…)

Sin embargo, es ridículo dedicar mucho tiempo al tema en estos momentos, cuando todavía no sabemos si la eurozona se va a salvar ni cómo ni, por tanto, cómo va a ser Europa. Si la eurozona se viene abajo, puede pasar cualquier cosa. A lo mejor los euroescépticos conseguirían esa Europa más flexible con la que sueñan sin tener que levantar un dedo, y ya veremos lo que les parecería.

Si la eurozona se salva, tendrá que ser avanzando aún más y añadiendo elementos fundamentales de una unión bancaria, fiscal y, por tanto, forzosamente política. Y eso cambiará la naturaleza de la Unión Europea por completo. Planteará, no solo a Reino Unido sino a los otros nueve Estados miembros de la Unión Europea que no están hoy en la eurozona, la cuestión de qué relación estructural tiene esta última con la Unión de 27. (…)

La economía política sigue siendo la base de lo que hace la Unión Europea y ese núcleo, si actúa y vota de forma unida, podría acabar imponiendo condiciones a los demás, incluso en aspectos como el mercado único, tal como hace en la actualidad la propia Unión Europea con países como Noruega y Suiza, esos pequeños paraísos con los que sueñan los tories euroescépticos más extremistas. (…)

La casa de mi vecino, una destartalada mansión de estilo imperio, está en llamas. El ama de casa alemana, que parece ser quien lleva los pantalones, el locuaz marido francés, el maestro italiano residente, el español… —bueno, ya vale de estereotipos étnicos— corren de un lado a otro con cubos y mangueras para intentar apagar el fuego. En ese momento crucial, otro vecino, David Cameron, se acerca desde su sólida casa Tudor de corredor de Bolsa y dice: “Eh, amigos, ¿podríamos discutir un momento la posibilidad de mover un poco la valla? ¿Y, ya que estamos, recortar esa falsa acacia que tiene usted? Está soltando hojas en mi piscina”.

Imagínense la reacción. Merde sería lo más suave. Sobre todo, porque el buen vecino Cameron llevaba ya un rato dando útiles consejos desde su balcón: “Vamos, chicos, daos prisa y haced más esfuerzos. Lo que os hace falta es una unión fiscal. Angela se encargará de pagarla. Siento mucho que nosotros no podamos aportar ni un penique a vuestro Instrumento de Emergencia para la Eliminación de Fuegos (IEEF), pero, ya saben, somos británicos”.

Enlace: Reino Unido necesita una votación sobre Europa | Opinión | EL PAÍS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s