Sierra Natura: libertad y confianza

Ayer, sábado 21 de julio, acudí, como en otras ocasiones, al cross de Sierra Natura.

Después de hora y media de camino, y tras atravesar uno de los parajes más bonitos que se pueden encontrar en Valencia (el macizo del Caroig, que cruza la carretera entre Moixent y Navalón) llegué hasta mi destino: Sierra Natura; me sorprendió agradablemente comprobar que el ambiente familiar que recordaba de otras ocasiones no se ha perdido: un rumor de niños de varias edades disfrutando de la piscina fue lo primero que escuché a mi llegada, y ese rumor hizo que me dirigiera directamente a sumergirme en ella durante un buen rato, para refrescarme después del viaje.

Sobre las 6 de la tarde, comenzaron los preparativos de la carrera: el sonido de la campana instalada en la cúpula (la cúpula es el salón comunitario, llamada así por razones obvias) nos indicó a todos los posibles participantes que era el momento de realizar la inscripción; tras asignarme el número 79, y rotulármelo en la pierna izquierda, me acerqué junto al resto de participantes hasta la línea de salida: creo que seríamos unas 40 personas, de los que 15 eran niños y el resto los hombres y mujeres que estabamos dispuestos a dejar bien alto nuestro honor en la carrera.

Y llegamos al momento de iniciar la carrera: se procedió a la solemnísima ceremonia de inauguración, en la que se interpretó, con gran solemnidad, el himno oficial de la carrera…

Soy una taza
una tetera
una cuchara
un tenedor.

Soy un cuchillo
un plato hondo
un plato llano
un cucharon

Soy un salero tirititi
un azucarero tirititi
una batidora tirititi
una olla express pi pi

y el canto al santo patrón de la carrera…

A Don Diego pedimos
por ser nuestro patrón
nos guie en la carrera
dándonos un buen jamón.

Y tras el disparo del chupinazo (mediante un curioso sistema de aire comprimido manual), dio comienzo la carrera; el recorrido discurre por las inmediaciones del camping; al principio corremos por una senda que se dirige hacia la zona del camping El Teularet, que divisamos a lo lejos; a continuación, nos dirigimos de vuelta hacia el camping, pasando por la parte superior del aparcamiento, y tras bordearlo, salimos por la antigua puerta de acceso para proseguir por un camino; al poco el trazado da una revuelta, donde un agradable equipo de la organización remoja, y al poco reboza con café, a todo participante que se atreva a pasar por el lugar (yo creo que es el castigo ejemplar a los que, desfondados, pasamos por el lugar caminando en lugar de corriendo…); pocos metros después, en la cuesta que desciende hacia la meta, volví a correr entusiasmado hacia la meta, recibiendo el aplauso de los que me habían precedido en la llegada.

Aunque el recorrido total era de dos vueltas, renuncié a iniciar la segunda para presenciar la llegada de los valientes que sí realizaron el recorrido completo, mientras me refrescaba con el agua y las porciones de sandía que puso a nuestra disposición la organización. Tras un nuevo remojo en la piscina, se procedió a la entrega de los recuerdos para todos los participantes, primero a los niños, y después a los adultos. Finalmente, todos los presentes (participantes o no) pudimos disfrutar de una degustación de sangría o limonada (a elección) y de unos estupendos cortes del jamón que nuestro santo patrón nos había prometido al inicio de la carrera.

Y tras la carrera, las reflexiones que dan lugar al título de este artículo, que derivan de una conversación que mantuve con el fotógrafo oficial (y ocasional) de la carrera.

La primera reflexión, sobre la libertad: la libertad que nos une en el deseo de compartir un espacio en común con otras personas, desnudos, todos libres; libres para superar prejuicios, aunque ejercer esta libertad no está exento de dificultades; como comentaba con mi interlocutor, en el nudismo hay dos momentos cruciales, que suponen un antes y un después en tu visión del nudismo: el primero es el día en que, superando todos los prejuicios que te envuelven, decides dar el paso de bajarte por primera vez el bañador, y piensas porqué has estado tanto tiempo poniéndote una prenda tan inútil; el segundo, el día que decides salir del armario y decir, sin reparos, que tu eres uno de esos locos que van a las playas sin ropas inútiles, o que escoges ir a centros donde la libertad de vestimenta es su principal característica. Si el primer paso es costoso, el segundo se hace muy difícil para muchas personas, dado que pueden poner en juego cosas muy importantes, como las relaciones sociales con su entorno o incluso, su futuro laboral. Pero el hecho de poder compartir, aunque sea por poco tiempo, la desnudez con otras personas, puede mitigar la frustración que supone el no poder gritar a los cuatro vientos lo que se está perdiendo la gran mayoría por no superar sus prejuicios…

Y este hecho nos lleva a la segunda reflexión: la confianza. Cuando vas a una playa, sospechas que algunas de las personas que están a tu alrededor -con bañador o sin él- pueden ser encuadradas dentro del género de los mirones, sobre todo si se esconden tras las dunas, o simplemente pasean repetidamente arriba y abajo por la orilla mirando al objeto de sus deseos; sin embargo, nunca he tenido esa sensación en Sierra Natura: Sierra Natura genera confianza; parece claro que haber optado por un crecimiento sostenible, y basado en el boca a boca (muchas de las personas que ayer estaban en el camping son de los que repiten todos los años) ha creado un entorno singular, muy familiar, en el que desde el primer momento te sientes integrado; evidentemente, hay otros campings que disponen de más medios (el vecino camping del Teularet, sin ir más lejos, puede ser uno de ellos), pero dudo que puedan generar la confianza y seguridad que da Sierra Natura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nudismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s