Pensamientos naturistas – 4 – El naturismo en Francia

Nuevo capítulo de los Pensamientos naturistas; en esta ocasión, el autor reflexiona sobre el naturismo en Francia; sobre este asunto, ya había publicado un artículo en este blog (ver El desnudo en Francia) y se abunda en la serie de artículos que publiqué sobre el naturismo en Alemania y Francia (que se inicia con este artículo).

Aquí va, pues, los Pensamientos naturistas de esta semana.

Ir a Pensamientos naturistas – 3 – Diversos enfoques del nudismo.

Ir a Pensamientos naturistas – 3.3 – El despelote.

Ir al artículo original (en francés)

Pensamientos

El naturismo en Francia

Francia es el primer destino turístico mundial. En lo que respecta al naturismo esto es igualmente cierto: Francia es percibida a menudo como un paraíso naturista, con sus numerosas infraestructuras naturistas.

Además, el naturismo es una práctica bastante extendida entre la población francesa.

Un sondeo del instituto “Louis Harris” realizado en 1982 establecía que un 86 % de los franceses estaban a favor del desnudo en las playas.

Otro sondeo realizado en 1993 por otro instituto reveló que de 58 millones de franceses, 5,5 millones ya han practicado el naturismo, mientras que 11 millones están dispuestos a practicarlo cuando tengan la ocasión.

Por otra parte, los franceses asocian el desnudo con lo natural en un 75 %, con la libertad en un 67 %, y con las vacaciones en un 53 % de los encuestados.

Sin embargo, el estatus legal del naturismo es, como mínimo, poco claro.

La ley.

Desde 1993, la única referencia legal para reglamentar la práctica del desnudo (sin llegar a hablar del naturismo) es el artículo L222-32 del Código Penal: La exhibición sexual impuesta a la mirada ajena en un lugar accesible a las miradas del público se castiga con un año de prisión y 15.000 euros de multa.

Este artículo sustituye al antiguo artículo 330, que imputaba el delito de escándalo público y que se aplicaba sin distinción a los exhibicionistas, a los nudistas y naturistas, e incluso a las personas culpables simplemente de una falta de protección que podía llegar a ser hasta el olvido de cerrar con llave la puerta de una habitación…

La circular de aplicación de este artículo, redactada durante la adopción del artículo mencionado, dice:

El artículo 222-32 que castiga “la exhibición sexual”, corresponde al actual artículo 330 relativo al escandalo público. El tipo penal ha sido formulado de forma que se excluya toda posibilidad de persecución al encontrarse personas que se dediquen al naturismo en los lugares especialmente destinados a estos efectos. El texto precisa, en efecto, que para ser sancionable, la exhibición sexual debe ser “impuesta a la vista ajena”. Esta precisión no significa sin embargo que la infracción no se sustanciaría más que cuando un tercero haya sido testigo efectivo de la exhibición. Basta, en efecto, que esta exhibición sea realizada en un lugar accesible a las miradas del público y en la cual una persona sin querer pueda percibirla (lo que no es el caso en un lugar donde se encuentran naturistas). Por lo demás, en la práctica la infracción no puede ser perseguida más que si ha sido constatada por el agente sancionador, a la vista del cual se ha impuesto la exhibición.

Los defectos de la Ley.

Sin cuestionar en absoluto la legitimidad de castigar duramente la exhibición sexual, esta ley no se considera satisfactorio por los naturistas por múltiples razones.

  • En primer lugar, la ley (y particularmente, su circular de aplicación) asimila implícitamente la exhibición sexual al simple desnudo o al naturismo, lo que rechazamos enérgicamente. La exhibición sexual supone un acto voluntario de mostrar sus órganos sexuales con el fin de que sean vistos por un tercero. Esto no es en ningún caso el caso de los naturistas, que no tienen el sexo al aire con el fin de que otros lo vean, sino simplemente porque es el estado natural del cuerpo humano.
    Esta legislación está en las antípodas de las legislaciones de la mayoría de los países vecinos de Francia, que distinguen el simple desnudo del exhibicionismo. Por ejemplo (y sin ser exhaustivo): Bélgica, Holanda, Suecia, Alemania, Suiza, España.
  • En segundo lugar, la ley considera que, por defecto, el desnudo no se puede perseguir únicamente cuando se practica en un contexto naturista o en lugar no accesible a la vista del público.
    Por el contrario, el simple hecho de poder ser visto desnudo por una persona sin querer (y por tanto necesariamente fuera de un contexto naturista puesto que, por definición, las personas que están presentes en ese contexto están avisadas y por tanto lo consienten) se asimila a la exhibición sexual, y es por tanto perseguible penalmente. Por ejemplo, pasearse desnudo por su casa sin cerrar las contraventanas…
  • En tercer lugar, como continuación de lo precedente, durante mucho tiempo la justicia consideró que no podía haber delito de exhibicionismo sexual en los lugares naturistas. No ha sido más que en una época reciente que algunos juzgados han comenzado a reconocer como tal algunos casos, y es lo que desafortunadamente ha llevado a la emergencia de este “grano en el culo” (en el original, “verrue”, verruga, N. del T.) que es Cap d’Adge, ¡verdadero lupanar a cielo abierto autorizado bajo la apariencia de naturismo y que causa tanta distorsión a la imagen del naturismo entre las personas mal informadas!
    Interpretando la ley de esta forma tan estúpida, un tipo que se masturba en una playa naturista no arriesga nada o casi nada, mientras que otro que pasea simplemente desnudo en su casa se arriesga a prisión preventiva, a imagen y semejanza de ese jubilado de Nantes que estuvo 11 horas en prisión preventiva después de que una chiquilla que pasaba a venderle no sé que cosa percibiera su silueta a través del cristal traslucido de su puerta de entrada. ¿Esto es normal?
  • En fin, la formulación de esta ley viola el principio constitucional que establece que la ley debe ser interpretada en sus justos términos. ¿Cómo se puede aplicar estrictamente este artículo que no define siquiera de forma clara lo que es la exhibición sexual, dejando una gran puerta abierta a interpretaciones dispares?
    Esta situación es totalmente análoga a la del artículo L222-33, que castiga el acoso sexual. Recordemos que la anulación de este artículo por el Consejo Constitucional en mayo de 2012 generó polémica. Ciertamente, el contexto de esta anulación era discutible, puesto que el caso fue llevado ante el Consejo por un diputado que se convirtió él mismo en objeto de denuncias de acoso, y que encontró en esto la absolución para hacer caer la persecución de la que era objeto. No obstante, el Consejo no puedo más que constatar que el delito no estaba tipificado por la ley, por lo que era inaplicable…
    De la misma manera, si un diputado hiciera lo mismo con el artículo L222-32, no cabe la menor duda de que el Consejo le reservaría la misma suerte.
    Numerosas personas, hasta a nivel de Parlamento, reclaman así que se precise o se reescriba esta ley a fin de diferenciar claramente la desnudez simple de la exhibición sexual, a imagen de las leyes alemanes, suizas y escandinavas.

En la práctica

En la situación actual de la legislación francesa:

  • El desnudo en el domicilio, o en cualquier otro lugar privado, se asimila a una exhibición sexual desde el momento en que se puede ser visto por un tercero situado en el exterior (desde la vía pública o desde las viviendas vecinas, por ejemplo).
  • El desnudo practicado fuera del ámbito naturista (por ejemplo en los deportes de riesgo naturistas, o durante una marcha nudista (randonnue en el original, N. del T.) se asimila a una exhibición sexual.

Sin embargo, como norma general, en ausencia de comportamientos explícitos de carácter sexual, la sanción se limita a una multa que puede ascender a algunos cientos de euros. La jurisprudencia reciente muestra que prevalece una severidad relativa en este campo, aunque esta sanción no se aplique siempre, en función del agente denunciante o del procurador al que le corresponda el asunto.

Por consiguiente, en Francia es mejor tomar algunas precauciones.

  • Si se quiere vivir desnudo en nuestra propia casa, hay que tener cuidado en no ser visible desde el exterior. Echando las cortinas o cerrando las contraventanas si estas ventanas dan al vecino de enfrente o a la calle. No salir desnudo al balcón o al jardín si se puede ser visto desnudo. No divertirse abriendo la puerta a cualquiera que llame a la puerta, al cartero por ejemplo. No pasearse desnudo en las partes comunes del edificio.
    Todo esto puede parecer evidente, pero existen un cierto número de naturistas, que calificaría de extremistas, que consideran tener el derecho de estar desnudos en sus casas en cualquier circunstancia, y que por tanto se desnudan desde que rebasan su portal o su puerta de entrada, viven con las grandes ventanas abiertas, y no se visten bajo ningún pretexto, incluso en caso de llegar visitas imprevistas. Estos se arriesgan a una condena si los vecinos o las visitas en cuestión alertan a las fuerzas de seguridad y éstas puedan constatar la exposición a esta desnudez.
  • Evitar comportamientos límite, como conducir desnudo o estar desnudo en nuestro vehículo estacionado al borde de un camino (al mismo tiempo, esto es casi una verdadera exhibición sexual…). Particularmente, numerosos turistas naturistas que acaban sus vacaciones, “olvidan” volver a vestirse y permanecen desnudos en sus vehículos. Agentes de los peajes de las autopistas se ven de todos los colores… Ciertamente, el coche es un sitio privado, pero su interior es visible desde el exterior.
    Por ejemplo, un tipo que trabajaba desnudo y vivía desnudo en su casa las 24 horas del día (hasta ahí todo va bien…) fue el protagonista de un reportaje en M6 (cadena de televisión francesa, N. del T.). En una secuencia se puso a conducir desnudo para ir a un McDrive reconociendo que lo hacía regularmente porque no quería vestirse, dado que el coche es “un lugar privado”. Después sufrió las consecuencias, imponiéndosele una fuerte multa.
  • Atención si practicas el nudismo en un lugar no autorizado oficialmente o tolerado, porque si un agente pasa por allí, te arriesgas a ser perseguido.
    Asimismo, desaconsejo totalmente practicar el senderismo desnudo, que consiste en utilizar los senderos públicos desnudo. Aunque esto sea muy agradable y esté de acuerdo con el ideal naturista… El riesgo de que te denuncien es real, en caso de ser flagrantemente sorprendido, tanto más en Francia, porque no estamos en Alemania y el senderismo no se ha convertido en costumbre, y no se espera cuando se camina en los parajes naturales encontrarse con personas desnudas.

Propuesta de nueva redacción de la Ley.

Lo que sigue es una propuesta personal de nueva redacción de este texto que eliminaría las ambigüedades actuales.

Artículo L222-32 (modificado)

a. Comete delito de exhibición sexual el o la que:

-muestra de forma intencionada sus órganos sexuales a una persona vulnerable o que no lo consienta, con el fin de incomodarlo, intimidarlo, ofenderlo o agredirlo, por satisfacer un impulso sexual, u obtener un contacto sexual.

– o muestra a una persona vulnerable o que no lo consienta un acto de naturaleza sexual, practicado sobre su persona o sobre una persona ajena.

b. El delito de exhibición sexual se castiga con un año de prisión y 15.000 euros de multa.

Artículo L222-32 bis (nuevo)

a. Comete delito de desnudo público el o la que, encontrándose en un lugar accesible al público, muestra sus órganos sexuales.

b. El delito no se imputará

– en un lugar autorizado para la práctica del naturismo.

– en un espacio natural suficientemente aislado para no ser visible de una habitación, de la vía pública, o de todos lugar utilizado habitualmente por el público en general.

c. El delito de desnudo público se castiga como una infracción de décima clase.

Explicaciones

El nuevo artículo 222-32 define claramente lo que es la exhibición sexual, añadiendo claramente el aspecto intencional del tema. Además, suprime la noción del lugar de ejecución: incluso en un espacio naturista, un exhibicionista claramente cae bajo el peso de la ley. Con esta redacción, el desnudo simple se excluye del campo de aplicación del artículo.

El segundo artículo propuesto tiene por objeto asimismo restringir la práctica del desnudo. Los “extremistas” de derecho al desnudo y otros adeptos del desnudo urbano encontrarán este artículo inútil…

El desnudo simple está de hecho autorizado en todo lugar privado o que no es libremente accesible al público en general. Así, alguien que se pasee desnudo en su casa o en su jardín, incluso cuando pueda ser visto por un vecino o desde la calle, no cae bajo el peso de este artículo (mientras no se dedique a acciones que caigan bajo el peso del artículo 222-32). Sólo el desnudo practicado en un lugar público o accesible al público puede ser perseguido.

Sin embargo, el segundo punto del párrafo b. intenta legalizar ciertas prácticas nudistas, como el senderismo nudista practicado en caminos aislados del bosque o de la montaña, o un simple baño o tomar el sol desnudo en la orilla de un estanque o de un rio aislados, lejos de una playa pública.

En fin, se puede advertir que la falta se califica como infracción y no como delito; su sanción se reduce así a una infracción de policía y excluye la posibilidad de persecuciones judiciales (si la infracción se tramita dentro de plazo), de forma similar a lo que prevé la legislación suiza, por ejemplo.

Pensamientos

Ir a Pensamientos naturistas – 5 – El naturismo en Suiza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nudismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Pensamientos naturistas – 4 – El naturismo en Francia

  1. Ismael dijo:

    La redacción del artículo parece indicar que se trata de una traducción (dice N. del T. varias veces). Si es así se debería citar enlace a la fuente (o fuente en papel, si no está en Internet). Si en el texto hay aportaciones propias, deberían separarse (entrecomillar lo original). Es arriesgado opinar sobre el texto sin saber si el “eurociudadanonudista” opina igual que el autor original ¿Es así? ¿Se puede comentar el texto, en lo que no se esté de acurdo o se piense que no es cierto?

    Me gusta

    • Bienvenido, Ismael, a este blog.
      Efectivamente, es una traducción; la fuente está mencionada en el primer artículo de esta serie (http://wp.me/p2s0PY-br), así como la separación entre mis comentarios y los del autor original de los Pensamientos naturistas. Dentro del texto traducido no hay aportaciones.
      Muchas de las opiniones del autor las comparto, algunas no; cuando no es así, lo suelo comentar en el preámbulo de cada publicación, pero en general me parecen muy acertadas.
      Y entiendo que se puede comentar el texto, naturalmente; no creo que sea arriesgado opinar sin saber cual es mi visión, puesto que al final es dar a conocer al público hispanohablante unos contenidos a los que seguramente no accedería simplemente por el desconocimiento del idioma.

      Me gusta

  2. Ismael dijo:

    En mi opinión descalificar a los contrarios a la propuesta del anónimo autor de “pensamientos naturistas” de un Artículo L222-32 bis calificándonos de “extremistas de derecho al desnudo y adeptos del desnudo urbano” es lo que es extremista. Las propuestas de este hombre coinciden con las de un director de un centro del Opus con el que debatí en Antena 3 TV. Los integristas no están en contra del nudismo (o el top-less), sólo quieren que se haga en lugares “autorizados y apartados”, como el autor de “pensamientos naturistas”. Aunque el autor no se de cuenta, piensa igual que los Talibanes: que el cuerpo humano tiene algo de malo que debe ser ocultado o en todo caso nunca expuesto ante quienes no deseen verlo, cuya opinión prevalece siempre y crea un derecho.
    El autor de “pensamientos naturistas” califica de extremistas a quienes dirigimos las asociaciones naturistas españolas y la Federación, y califica nuestros estatutos, nuestras decisiones unánimes de asambleas y nuestras demandas contra ayuntamiento nudófobos como no Naturistas y extremistas.

    Me gusta

    • ¡Hola, Ismael!
      Antes de publicar los pensamientos naturistas, intenté contactar con el autor, pero eso no ha sido posible… en estos momentos, pienso que es una lástima no haber podido contactar con él, dado que de esta forma no puede dar su punto de vista ante tus comentarios; pero yo entiendo que no está descalificando, dado que en el original (y en la traducción) la palabra “extremistas” va entrecomillada, y creo que lo dice en el sentido de considerar a estar personas como las más vanguardistas; además, el entrecomillado tuyo omite una parte de la frase que me parece importante: “Los “extremistas” de derecho al desnudo y otros adeptos del desnudo urbano encontrarán este artículo inútil…”, con lo que está dando a entender que le parece normal que a los nudistas más avanzados no les guste su propuesta.
      Y en ningún momento entiendo que de esa frase se pueda deducir que está calificando la actividad de las asociaciones como no naturistas y extremistas; simplemente, está mostrando que en el naturismo, como en otros órdenes de la vida, existe la pluralidad, y que la realidad del nudismo en Francia o Suiza no es como la de España; y ni tan siquiera en España es unánime, dado que el asociacionismo naturista español no reúne más que a una pequeña parte de las personas que se desnudan en las playas, aunque eso no desmerece en absoluto la gran labor que se esta desarrollando por parte del naturismo organizado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s