Democracia, nuevo empleo y crecimiento

En un artículo publicado el pasado día 24 de mayo por Gerhard Schröder y Jacques Delors (ex canciller de Alemania y añorado ex presidente de la Comisión Europea, respectivamente) exponen una posible solución a los problemas actuales de la construcción europea, en la que constatan que muchos de los acuerdos de los Jefes de gobierno de la Unión permiten que los Estados más grandes y poderosos impongan sus políticas de manera antidemocrática a los demás. Tras exponer que un aspecto fundamental para resolver este problema pasa por luchar contra el paro juvenil en Europa, comentan que

(…) Por otra parte, las elecciones que se celebrarán en mayo de 2014 al Parlamento Europeo ofrecerán a todos los ciudadanos europeos la posibilidad de tener voz en la elaboración de nuestro futuro común. Por primera vez desde la fundación de la UE, los partidos más fuertes del nuevo Parlamento tendrán la potestad de elegir al máximo responsable del Ejecutivo europeo, el presidente de la Comisión. Hasta ahora, el presidente era designado por el Consejo Europeo, que representa a los países miembros de la Unión.

Si las elecciones que produzcan esa Cámara cuentan con una participación abundante de los ciudadanos europeos, el nuevo presidente de la Comisión tendrá la misma legitimidad democrática que cualquier dirigente nacional en un sistema parlamentario. El vacío de autoridad que existía en Europa por el hecho de no contar con esa legitimidad —con la consiguiente imposibilidad de tomar medidas reales y eficaces en nombre de todos los ciudadanos europeos— se habrá resuelto.

Si los candidatos que compitan por los escaños parlamentarios se presentan con programas basados en sus respectivas visiones de Europa, las elecciones de 2014 podrían además sentar las bases para que el nuevo Parlamento Europeo sirva de “congreso constituyente” y pueda decidir qué competencias debe asumir Bruselas —estabilidad financiera, comercio e inmigración, por ejemplo— y cuáles deben seguir siendo, en su mayor parte, responsabilidad de los Estados miembros.

Europa podrá volver a funcionar si los Gobiernos, los sindicatos, las empresas y la sociedad civil unen sus esfuerzos para apoyar una nueva iniciativa de empleo juvenil y respaldar el intento que supondrán las elecciones de 2014 de aportar más legitimidad y democracia al Gobierno de la Unión.

Enlace en El País: Democracia, nuevo empleo y crecimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s