Pensamientos naturistas – 15.2.1 – Centro de vacaciones de Bélézy-en-Provence, Bedoin (Vaucluse)

Ir a Pensamientos naturistas – 15 – El desnudo en las vacaciones.

Ir a Pensamientos naturistas – 15.1 – Pueblos naturistas.

Ir a Pensamientos naturistas – 15.2 – Campings naturistas.

Ir al artículo original (en francés)

Pensamientos

Centro de vacaciones de Bélezy-en-Provence, Bedoin (Vaucluse)

 Sin título1

El centro de vacaciones de Bélézy es un extenso terreno situado en la cara sur del Monte Ventoux, en plena Provenza, en la región más calurosa de Francia.

Esta dividido en dos partes: un extenso camping por una parte, y el centro de vacaciones de los “Altos de Bélézy”, adyacente al camping, formado por mases habitados todo el año, pudiéndose alquilar para las vacaciones. Los residentes de los Altos de Bélézy tienen acceso a las instalaciones del camping.

El camping está abierto desde abril hasta principios de octubre. Es un camping con ambiente familiar y distendido, incluso aunque roce la saturación en plena temporada estival. Dispone de numerosos servicios, y es muy cómodo acercarse al centro de Bedoin, a 5 minutos a pie por un caminito por el medio del bosque.

Página de internet: http://www.belezy.com

Alojamientos propuestos.

  • Parcelas de campings (tiendas y caravanas)
  • Alquileres (casitas, mobilhomes, bungalows, tiendas amuebladas e incluso una imponente villa).

Instalaciones.

  • Dos piscinas (una grande de agua fría y una más pequeña con agua caliente a 28º) más una piscina infantil para bebés.
  • Equipamientos y campos de deporte (fútbol, voleyball, tenis de mesa, tenis, petanca…)
  • Grandes aparcamientos exteriores. Fuera de la temporada de verano, es posible aparcar el coche dentro del mismo camping.

Servicios.

  • Supermercado.
  • Centro de balneoterapia (tratamientos de pago).
  • Sauna gratuita todos los días de 16 a 20h.
  • Bar restaurante.
  • Sucursal de la Oficina de turismo.
  • Biblioteca.
  • Acceso a internet WiFi de pago accesible en (casi) todo el camping (en 2010, un problema técnico impedía la recepción de la señal al primer grupo de casitas, obligando a acudir a la recepción).
  • Animación para niños y adultos, veladas de baile, degustaciones de vino (los martes)…

Respeto al desnudo.

El desnudo no es obligatorio formalmente. Sin embargo, el campista bélézino se compromete a respetar la “Carta”, que estipula antes que nada el respeto del modo de vida naturista y por tanto supone practicar el desnudo.

El desnudo está autorizado en todo el recinto del camping, incluyendo la recepción (que por tanto es visible desde el exterior), fuera de algunas excepciones mencionadas más abajo. La norma en general es bastante bien respetada, sobre todo en jornadas calurosas y con la ayuda del sol. De vez en cuando se cruza con alguna mujer cubierta con sus pareos, ciertamente no siempre justificados.

Por el contrario, por la mañana y la noche, muchas personas se visten, como si fuera absolutamente necesario que el sol esté en el cenit para ponerse desnudo… Incluso con 30º a las 21 h, las personas desnudas no representan más que la mitad aproximadamente de los residentes (según mis constataciones durante mis diferentes estancias).

El desnudo es obligatorio:

  • En la piscina (en ella y en sus alrededores)
  • En la sauna
  • Los tratamientos en el centro de balneoterapia se hacen obligatoriamente desnudos, y no hay guardarropa. Ir desnudo allí por propia iniciativa permite no tener que dejar ningún asunto en un simple perchero del pasillo :o)

De forma bastante sorprendente para un novato, el desnudo está igualmente prohibido en ciertos lugares o en ciertas circunstancias.

  • En el comedor del restaurante, por razones “de vestimenta y de higiene”. Los clientes desnudos son bienvenidos, pero deben comer en la terraza.
  • En el Cargo, una parte del mas central dedicado a la práctica religiosa. Incluso en el corazón de un centro de vacaciones naturista, religión y desnudo definitivamente hacen una mala pareja…
  • En los bailes nocturnos. Esta última prohibición sorprenderá a los no naturistas, pero es bien sencillo de comprender. El objetivo es evitar contactos físicos “directos” entre desconocidos, sobre todos los contactos entre las nalgas, los senos o los órganos sexuales. Entre los naturistas, ciertamente importa un pepino ser vistos desnudos, pero al contrario, a nivel táctil, las reglas son las mismas que entre los textiles. Incluso aunque sea involuntariamente, estos contactos (por ejemplo, de un pene sobre una nalga) están totalmente desaconsejados.

Puntos positivos.

  • Ambiente natural, camping muy arbolado en el borde de un bosque.
  • Ambiente sano, ausencia total de exhibicionismo, de mirones.
  • Acceso al camping (casi) totalmente tranquilo. Cerramiento casi integral (salvo en el lado del bosque lado Bedoin) y portones que se abren con tarjetas magnéticas.
  • Calidad de las instalaciones, de la acogida y de los servicios.
  • Proximidad del Monte Ventoux, que atrae a los natutistas ciclistas como yo (muchos veraneantes, con los holandeses en cabeza, llevan su bicicleta para atacar al Gigante de la Provenza.

Puntos negativos.

  • Sobrepoblación estival. El camping está saturado, y muy ruidoso en esta época.  La piscina es impensable a no ser que se vaya muy pronto.
  • El personal del camping nunca está desnudo, salvo los socorristas de la piscina. Incluso el personal que viven en los Altos de Bélézy (destacando una de las tres recepcionistas) está vestido (incluso aunque no he visto a dicha recepcionista llevar ropa interior incluso bajo prendas muy ligeras, siendo un ejemplo de lo que digo aquí, no está desnuda durante su tiempo de trabajo).
  • Precios bastante altos, sobre todo en plena temporada veraniega. Al menos, la calidad del centro lo merece.
  • Las contenedores de basura están en el exterior del camping, en la vía pública, por lo que es obligatorio vestirse al menos con lo “mínimo” considerado como decente en la vía pública (sea un pantalón corto, un pareo, una prenda de verano ligera incluyendo una maxi camiseta, incluso sin nada por debajo) para tirar la basura.
    Dicho esto, ya he visto en el transcurso de mis estancias en Bélézy, cuando utilizaba mi tablet al lado de la recepción, una belezena (alemana) ir en numerosas ocasiones a tirar la basura por la noche con un vestido típicamente naturista, vestida únicamente con una camiseta corta, por lo que las nalgas y el sexo estaban al aire y bien visibles… Una vestimenta que es perfectamente normal para un naturista, pero ilegal en la vía pública.
    Honradamente pienso que después de las 20 horas, cuando la recepción está cerrada, vista la casi nula probabilidad de cruzarse con cualquier otro que los residentes de Bélézy en este lugar y a esta hora, esta prohibición no se justifica verdaderamente en la práctica. Pero la ley francesa es la que es: el desnudo está prohibido en la vía pública y por lo tanto, legalmente, hay que vestirse.

Pensamientos

Ir a Pensamientos naturistas – 15.2.2 – Centro de vacaciones de L’Eglantière, Castalnau – Magnoac (Altos Pirineos)

Ir a Pensamientos naturistas – 15.3 – Playas naturistas, playas libres.

Ir a Pensamientos naturistas – 16 – Naturismo “libre”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nudismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s