Mientras el Ejército suizo duerme

Una nueva curiosidad de la idiosincrasia suiza, que además de un buen sistema de democracia directa, también mantiene para sus fuerzas aéreas unas condiciones envidiables… y para muestra, un botón (en forma de artículo publicado en el diario madrileño El País, del que sigue un extracto…).

avión

Un piloto etíope secuestra su propio avión y lo conduce de madrugada a Suiza, donde la Fuerza Aérea sólo trabaja en horario de oficina.

Lo primero que vio la policía de Ginebra que esperaba a pie de pista a que el Boeing 767 de Ethiopian Airlines se detuviera es cómo se abría la ventanilla derecha de la cabina de los pilotos. Inmediatamente después, una cuerda con nudos se deslizaba por el vano. Por ella se descolgaba un joven miembro de la tripulación que aseguraba a los agentes ser el secuestrador del avión, que a esas horas debería haber llegado a su destino en Roma. Todo ocurrió muy temprano. Tanto que la Fuerza Aérea Suiza aún no había comenzado su estricta jornada laboral. (…)
Pero si hay algo que ha causado hilaridad generalizada en la habitualmente adusta Suiza ha sido la falta de reacción de sus fuerzas aéreas. Los jets helvéticos no despegaron porque la Fuerza Aérea Suiza solo trabaja en horario de oficina: de 8.00 a 12.00 y de 13.30 a 17.00. El resto del tiempo, los suizos “externalizan” las funciones de defensa y dependen de las naciones vecinas. Incluso en cumbres internacionales como el Foro de Davos, parte de las tareas de seguridad recaen sobre las fuerzas armadas de Francia o Austria. Según explicó Laurent Savary, portavoz de la Fuerza Aérea Suiza, “esta limitación horaria se debe a razones financieras”, dado que una tripulación lista 24 horas, 7 días a la semana, implicaría una plantilla de la que carecen.
Por ello, a partir de la alerta de secuestro, fueron dos Eurofighters de la Fuerza Aérea italiana los que escoltaron al avión etíope hasta que dos Mirage 2000 franceses tomaron el relevo a la altura del Mont Blanc, mientras los pilotos suizos comenzaban a prepararse para el desayuno. (…)

Enlace a El PaísMientras el Ejército suizo duerme

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s