Elecciones europeas 2014… ¿y ahora qué?

Y la pregunta no es retórica, porque el mapa político europeo está verdaderamente revuelto…

En primer lugar, tengo que decir que mi partido preferido, el Partido Federalista Europeo, no presentó candidatura en Españistán, por lo que no pude votarlo; así que tuve que conformarme con ir a mi colegio electoral y votar… pudo ser en blanco, pudo ser a un partido, pero el caso es que voté a primera hora de la mañana porque después me iba a pasar una agradable jornada en la playa de la Torre del Conill, por la mañana, y al Spa de L’Albir, por la tarde (pero eso es otra historia). En mi mesa electoral, fui el tercero en votar.

Los resultados me han dado algunas alegrías, como que en Holanda han ganado los europeistas y los xenófobos de Wim Wenders han retrocedido varias posiciones, pero también grandes disgustos, como los triunfos de los antieuropeos en Francia o Gran Bretaña, además de en otros estados; no me preocupa que ganen porque pretendan destruir nuestra patria común, como intentan separarse de nuestra Españistán los nacionalismos vasco, catalán o escocés; lo que duele es que, al contrario de estos últimos, El Frente Nacional francés o el Partido Popular danés tienen como arma principal la xenofobia, el odio al inmigrante o a los homosexuales…

Como siempre, Gran Bretaña está con sus eternos aires post-imperialistas, que les hace pensar que pueden existir totalmente independientes en un mundo totalmente interdependiente… pero lo de Francia…

Lo de Francia no es raro, a pesar de todo; si queremos encontrar obstáculos a la verdadera Construcción Europea, las podemos encontrar, curiosamente, en Francia; el Parlamento Francés, con una extraña coalición entre gaullistas y comunistas fueron los que tumbaron la Comunidad Europea de Defensa, el segundo camino escogido para cimentar nuestra nación tras la Comunidad Económica del Carbón y del Acero… después, la Comunidad Económica Europea fue el camino escogido para ampliar las parcelas comunes, pero ya bajo el nefasto sistema intergubernamental que ahora, en esta crisis, ha demostrado su inutilidad al no impedir el resurgimiento de los egoísmos estatales-

Posteriormente, en otro momento histórico clave, los ciudadanos franceses, en ejercicio de su libertad, tumbaron mediante referendum la Constitución Europea (y como muestra del respeto a la voluntad de los ciudadanos, a continuación los Estados aprobaron el Tratado de Lisboa, que recoge todas las disposiciones de la Constitución que no estaban en los tratados fundacionales).

Y ahora, con su voto en estas elecciones, los ciudadanos franceses pueden volver a ser decisivos al llevar al corazón de la soberanía europea a parlamentarios que justamente quieren destruirla… ¿que pasará? Espero que tras esta legislatura se demuestre que el lema de la Unión, Unidad en la diversidad, tiene más peso que los egoísmos estatales, y que en 2019 los ciudadanos, fuera de la crisis (espero), tengamos una visión más europea a la hora de votar y por fin las elecciones europeas sean eso… europeas.

Los resultados de estas elecciones en esta página.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Elecciones europeas 2014… ¿y ahora qué?

  1. Me parece muy fuerte que digas que el nacionalismo catalán quiere destruir España, eso es el típico discurso de derechas, falso y soez, la amplia mayoría de catalanes quieren votar para decidir su futuro, el de su país, porque Cataluña te guste o no es un país y tenemos todo el derecho del mundo a decidir si independizarnos o seguir como hasta ahora, una persona nudista se supone que es más abierta y defensora de los derechos humanos, salvo excepciones como la tuya por lo visto…

    Me gusta

    • Supongo que tu comentario viene dado por la siguiente frase: “no me preocupa que ganen porque pretendan destruir nuestra patria común, como intentan separarse de nuestra Españistán los nacionalismos vasco, catalán o escocés”.
      En primer lugar, aclarar que nuestra patria común es la Unión Europea; en segundo lugar, como se puede comprobar, digo que no me preocupa que ganen esas opciones (UKIP, Front National) porque preconicen la independencia, sino porque su propuesta es populista y en algunos casos muy xenófoba. En tercer lugar, debo aprender geografía, puesto que he situado Escocia dentro de Españistán…

      En realidad, mi discurso es tan nacionalista como el tuyo; si tu país es Catalunya, el mío la Unión Europea: la única diferencia reside en donde ponemos las fronteras; incluso en el caso de Catalunya, hay nacionalistas catalanes que ponen las fronteras dels Pirineus al Sènia y algunos otros que las ponen de Salses a Guardamar i de Fraga a Maó (y que excluyen en algunos casos al Val d’Aran, por no hablar catalán)…

      Por último, no comparto tus apreciaciones sobre mi persona, pero claro, yo me conozco un poco mejor que tu a mí; aún así, acepto tu punto de vista, y te agradezco tu aportación: es importante conocer diversas perspectivas, y sacar las conclusiones que cada uno crea convenientes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s