¿Por qué Hitler bombardeó cuatro pacíficos pueblos de Castellón?

Mis antepasados por parte de madre provienen de una población de la provincia de Castellón, Albocàsser. Aunque mi abuelo y mi abuela se fueron a vivir recién casados a Sagunt, en dónde nacieron mi madre y sus dos hermanas, tenían muchos familiares que seguían por estas tierras (tenían en total 54 primos hermanos, de los cuales mi madre era la más pequeña de todos).

Cuando estalló la guerra civil, mis abuelos decidieron irse a Castellón, pensando que allí tendrán el apoyo de la familia en esos momentos tan difíciles; mi abuelo era comerciante e instaló una tienda de ultramarinos en la calle San Félix, en dónde actualmente hay una farmacia; a esa altura justamente estaba la entrada de un refugio que les fue de mucha utilidad en una ocasión en que cayó una bomba en la calle y mató a varias personas; nadie de mi familia resultó herido, pero les entró a todos el miedo en el cuerpo, por lo que decidieron trasladarse al pueblo de sus ancestros, Albocàsser, y refugiarse en el mas familiar, el Mas del Cup.

Pero estaba claro que en tiempos de guerra, la desinformación es lo que prima, dado que lo se encontraron fue que el frente estaba muy próximo a este mas, por lo que el verdadero peligro residía, no sólo en las frecuentes escaramuzas por parte de ambos bandos, sino también en el posible encuentro con soldados de cualquiera de ellos, que no sólo podían poner en aprietos a cualquiera de los miembros de la familia, sino que además robaban todos los comestibles y enseres posibles de todo aquel que pillaban (al parecer, en palabras de mi tía Luisa, ya fallecida, los más temibles eran los moros del ejército de Franco), por lo que mis abuelos y el resto de familia decidieron que sería buena idea pasar las noches en una cueva situada en el Montegordo, en concreto en una cueva que mi madre siempre ha denominado el forat negre… 

La situación que se encontraron en el forat negre fue, al parecer, bastante crítica: aparte de que tuvieron que subir a una de mis tías a brazos, porque estaba desfallecida, encontraron allí a dos desertores de uno de los dos ejércitos combatientes, que por no ponerlos en problemas decidieron irse a buscar otro refugio (muestra de que incluso en las peores situaciones hay personas que demuestran que también son seres humanos); con el material que encontraron en las proximidades, lograron tapiar la entrada lo suficiente como para que los bombardeos no hicieran estragos entre los moradores de esa cueva… y tal fue la intensidad de los combates, que en un momento determinado dejaron de bajar al Mas del Cup, cosa que hacían todas las mañanas, y de volver al forat negre por las noches, bajando sólo las personas más mayores y sólo en caso estrictamente necesario (y cuando de personas más mayores, hablo de mi tía Luisa, por ejemplo, que a la sazón tendría 13 ó 14 años…).

Mi madre siempre había hablado de que en esas escaramuzas había muerto mucha gente, y que había sido la más grande de las batallas de la Guerra Civil… pero claro, cuando alguien habla de las batallas vividas en sus propias carnes, siempre piensa que ha estado en la peor de todas ellas… así que en cierta manera, aunque suponíamos que no había sido un trago fácil, lo considerábamos como algo normal en el contexto de una guerra (in)civil como la nuestra…

Hasta que 26 de diciembre de 2015, en la edición digital del diario madrileño El País leí un artículo que me hizo pensar que quizás mi madre tenía razón; comentaba el estudio que Óscar Vives, vecino de Benassal (distante de Albocàsser poco más de 15 kilómetros) ha realizado sobre la experimentación que hizo la aviación alemana (su famosa Legión Cóndor de la Luftwaffe) de su armamento más mortífero sobre las poblaciones de Benassal, Ares del Maestre, Villar de Canes y… Albocàsser. Sí, las pruebas de este armamento se realizaron justamente sobre las 4 poblaciones que rodeaban el Montegordo, y por tanto, el forat negre en el que pernoctaban (porque no creo que durmieran) mi madre y su familia…

Así que, a continuación,  el artículo publicado en la edición digital de El País.

El 26 de abril de 1937 Gernika sufrió un bombardeo que sirvió para que la aviación alemana experimentara su nuevo armamento aéreo. Murieron 126 personas y el hecho es recordado como un icono de la lucha por la libertad… Sin embargo pocos conocen que el mayo de 1938, hubo otro Gernika en El Maestrat de Castellón.

Un año antes de acabar la Guerra Civil española, la Legión Cóndor de la Alemania nazi bombardeó Benassal y otros pueblos del interior de Castellón causando 38 víctimas mortales y arrasando unas poblaciones pequeñas y tranquilas del Maestrat. Sus habitantes nunca entendieron por qué. Ahora, 75 años más tarde, saben que fueron víctimas de un experimento nazi.

En aquel momento nadie supo explicar por qué los alemanes dejaron caer bombas de 500 kilos sobre aquellas gentes que vivían tan lejos del frente y de cualquier enclave estratégico. Nadie hasta que un vecino de Benassal, Óscar Vives, visitó el archivo militar de Friburgo después de leer en un libro de un historiador británico una breve referencia a Benassal que llamó su atención.

En el Bundesarchiv-Militärarchiv, halló un informe de 50 páginas con mucha documentación gráfica sobre los bombardeos de su pueblo, pero también de Albocàsser, Ares del Maestrat y Vilar de Canes. En él se ponía de manifiesto que la incursión fue un experimento para probar los Junker 87 Stuka, los nuevos aparatos de la aviación nazi que se convertirían más tarde en los aviones más temidos durante la segunda guerra mundial.

Ahora una productora valenciana está haciendo un documental que ha recuperado el material gráfico que se guarda en Alemania, reconstruido el bombardeo y entrevistado a los supervivientes y a los familiares de las víctimas. Experimento Stuka proyecta revivir aquel macabro episodio de una historia sin memoria, rescatar del olvido ese Gernika valenciano, a quien nadie, todavía, ha hecho justicia.

“Hemos entrevistado a una veintena de supervivientes, testigos directos de los bombardeos. En aquel momento eran niños. Vieron morir hermanos, familiares y vecinos… Cuando acabó la guerra, la dictadura enterró el caso y nunca se buscaron responsables” cuenta Rafa Moles, director del documental. “Aquellos niños no habían visto un avión en su vida y prácticamente no sabían nada de la guerra. Cuando oyeron llegar los aviones salió todo el pueblo a verlos. Algunos creyeron que las bombas de 500 kilos que tiraban solo eran balas de paja”

Según Rafa Molés, lo que pasó en El Maestrat se puede comparar al bombardeo de Gernika. “En Gernika Hitler probó el poder destructor de su aviación de guerra. En Castellón experimentó un arma absolutamente secreta. Ni siquiera Franco lo sabía” añade. “Después del escándalo de Gernika Franco pidió a la Legión Cóndor que no atacara objetivos civiles, por eso Hitler escogió cuatro pueblos pequeños de Castellón, objetivos sin defensa, ignorantes de lo que pasaba. La Legión Cóndor no informó nunca de lo que hizo allí”.

El documental, en fase de producción, ya ha sido seleccionado de entre 250 proyectos de todo el mundo, en el mercado del Festival Internacional de Cine Documental DocsBarcelona y cuenta con una propuesta de ayuda de la Generalitat Valenciana, además de con la colaboración de la Universitat Jaume I de Castellón.

El proyecto de largometraje, producido de SUICAfilms, está dirigido por el castellonense Rafa Molés, y el ilicitano Pepe Andreu. Además, en el guion participa Núria Tirado. La producción ejecutiva corre a cargo de Natalia Maestro y la fotografía es de José Luis González.

Enlace a la noticia en El País: ¿Por qué Hitler bombardeó cuatro pacíficos pueblos de Castellón?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s