25 años…

25 años… sin Freddie Mercury.

Estoy perdiendo facultades; una efemérides tan significativa, y no hubiera caído en ella de no haber sido porque la he escuchado en una emisora de radio que le estaba dedicando un programa especial… hoy es el aniversario de la muerte de Freddie Mercury, justo un día después de haber comunicado que era víctima de la epidemia de aquella época, el sida, del que ahora, curiosamente, ya no se habla…

Bueno, pues uno de los oyentes que ha participado en el programa, al parecer gran aficionado al grupo, ha dicho que escuchó al grupo en su concierto de Barcelona dentro de la gira Magic tour, y ha situado el evento en el año 1980… Enseguida me he dado cuenta de que este seguidor tiene problemas de memoria como yo.

Porque me acuerdo perfectamente de esta gira, y de ese concierto: era mi primera oportunidad de ver a Queen, y no quería perdérmelo; en ese momento, estaba trabajando en la estación de Albalat de Factor de circulación, en una época en la que pedir los descansos que te correspondían era como cometer un delito de alta traición… el servicio tenía que salir como fuera, y el personal era imprescindible. Pero allá que me fui totalmente decidido a pedir al Inspector que llevaba el gráfico de personal mi día de descanso (el día siguiente al concierto) y… a pesar de mi insistencia, no me lo concedió; uno de sus argumentos fue que ya tendrás otra ocasión de poder ir a ese concierto… además, igual la próxima vez vienen a Valencia y no te hace falta pedir el descanso… Como los seguidores de Queen ya sabemos, esa fue la última gira del Queen genuino. Corría el año 1986…

Así que al día siguiente del concierto, cuando en las noticias dieron las imágenes de su última gran actuación en España, escribí estos versos que reflejaban mi gran amargura, por una parte, y que lo mío no es ser poeta, por otra; la escribo de memoria, porque no se por donde anda el escrito, pero lo recuerdo casi como si lo hubiera escrito mañana mismo…

Ayer por la noche actuó Queen

fue en Barcelona, pero al final no fui.

Tenía ganas, esa es la verdad

pero la faena no da para más.

Y hay veces que me pregunto

porque tanto amor por este conjunto.

y ahora venían una serie de versos que hablaban de que igual era un sustituto del amor que buscaba incansablemente de una mujer, y que no había forma de encontrar, finalizando

espero que algún día, quizás milenio,

pueda encontrar lo que ahora no tengo.

30 años después de haber escrito estas palabras, sigo con mi pasión por Queen, aunque ya encontré lo que buscaba (el año que viene haremos 25 años de una apasionante vida en común), y para conmemorar esta efemérides, había pensado en publicar el video de una magnífica canción de Freddie, In my defence, pero he comprobado que ya la había publicado hace algún tiempo (pero te invito a escucharla pulsando aquí). Así que he pensado en publicar lo que se puede considerar su testamento cantado, el maravilloso tema The show must go on, incluido en el magnífico disco Innuendo. Así que, amigos, en lugar de un minuto de silencio (que últimamente está un poco devaluado tras el pseudo homenaje a Rita Barberá en el Parlamento), 4 minutos y 22 segundos de un tema inolvidable…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Queen y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s