Les advertimos que estas imágenes son muy duras.

Este es un artículo que ha requerido mucha reflexión y tiempo…

Su origen está en esta página:

larazon-1

Como se ve, es el diario La Razón del pasado 14 de enero; es uno de los diarios que aparecen por casa y que hojeo casi más por distracción que por afán de lectura. Normalmente, hojeo y reciclo, y excepcionalmente encuentro alguna noticia que merece ser comentada en este blog… pero una noticia de este día me parece sencillamente estremecedora…

larazon-2

En un recuadrito de nada, se resume la historia de una tragedia, de una niña que no ve más solución para sus problemas que retransmitir en directo su suicidio…

¿Que habrá pasado por su mente? ¿Porqué decide que la solución es retransmitir su suicidio? ¿No estaría buscando, quizás, que alguien acudiera en el último momento para salvarla? Ahora que lo que se transmite a través de las series juveniles o las películas de Hollywood al mercado infantil y adolescente (sí, no olvidemos que ya todos somos simplemente un objeto comercial) es una realidad edulcorada, no me extrañaría en absoluto que esta niña estuviera esperando hasta el último momento que ocurriera lo que sucede en las películas, en las series: que en el último momento apareciera un amigo, un héroe, que le diera sentido a su vida, y que le hiciera ver que la vida sí que vale la pena vivirla… Porque creo que todos sabemos que una persona que está al borde de una cornisa anunciando su intención de suicidarse, realmente lo que está haciendo es una trágica llamada de atención, pero realmente no tiene la intención de hacerlo, porque si realmente quisiera, directamente se tira (¡cuanta gente se ha tirado al tren sin avisar..!).

Pero no, ese héroe no llegó, y supongo que, al comprobar que nadie llega, que no aparece ese ángel salvador, retroalimenta sus pensamientos funestos y piensa: vaya mierda, no vale la pena vivir si ni siquiera aparece nadie cuando estoy a punto de matarme… y deja caer el cajón que la une a la vida, tras un lacónico Good bye…

Ahora, el mayor interés no está en buscar soluciones a un problema gravísimo, el de los abusos sexuales a menores que pone de manifiesto esta horrible muerte; lo que realmente interesa es que el video no se convierta en viral, no sea que nos demos cuenta que la vida realmente es una putada, que vivir es un peligro y que el empeño que existe en nuestras sociedades civilizadas que nos quieren convencer de que la vida es feliz y larga para todos es simplemente mentira… pero este proceso de endulzamiento de la realidad no ha sido toda la vida así.

festival-de-woodstock

Festival de Woodstock. Fuente.

En los años 60 del pasado siglo, ocurrieron muchas cosas: el movimiento hippie, el nacimiento del rock & roll moderno, el mayo del 68… pero sobre todo, se descubrió el inmenso poder de un electrodoméstico, que cambió para siempre la forma de relacionarnos con el mundo: la televisión. Hasta ese momento, nos enterábamos de lo que ocurría en el mundo por lo que nos contaba la prensa escrita o por la radio; se podían leer o escuchar las noticias, las descripciones de los hechos… pero la televisión entronizó el famoso concepto más vale una imagen que mil palabras. El primero que comprobó la veracidad de esta frase fue Richard Nixon, y además la comprobó por partida doble: la primera, cuando perdió sus primeras elecciones presidenciales frente a John Fitzgerald Kennedy, simplemente porque en el primer debate televisado de la historia apareció desaliñado, titubeante, frente a un muy maqueado JFK. Resultado, los televidentes dieron como ganador a Kennedy, mientras que los radioyentes consideraron que lo había ganado Nixon.

1960-debate-nixon-kennedy

Kennedy (izquierda) y Nixon en el debate televisado el 26 de septiembre de 1960. Fuente.

El otro acontecimiento que mostró a Nixon el poder de la imagen sobre la palabra fue la cobertura informativa de la guerra de Vietnam; él heredó la guerra de sus antecesores, y fue quien dio por finalizada la intervención de los Estados Unidos en ella (aunque la guerra siguió hasta la entrada del Viet Cong en Saigón, a partir de este momento llamada Ho Chi Minh). Pero en el transcurso de la guerra, se puso de nuevo de manifiesto el poder de la imagen sobre la palabra; se dice que en las guerras el primer muerto es la verdad, pero en aquellos momentos la prensa no tenía ninguna restricción para campar a sus anchas por los campos de batalla, y transmitir la amarga realidad de la guerra… de aquella época son las impactantes imágenes del asesinato de un general del Viet Cong, Nguyen Van Lem, por el Jefe de la policía survietnamita, el general Nguyen Ngọc Loan, el 1 de febrero de 1968…

fotografia-de-eddie-adams

Fotografía de Eddie Adams. De la ejecución hay imágenes grabadas. Fuente.

…o la terrible imagen de Phan Thị Kim Phúc corriendo despavorida tras un ataque de napalm a su poblado en junio de 1972…

fotografia-de-nick-ut

Fotografía de Nick Ut. También existen imágenes grabadas, acompañadas de otra con una mujer con un niño muerto en brazos. Fuente

Estas imágenes fueron el despertar de la inocencia para la gran mayoría de la sociedad estadounidense, y un aviso importante para los gobernantes… tenían que aprender a domar a este nuevo medio, que contaba las cosas de manera cruda, insolente, ejerciendo la libertad de expresión con todas sus consecuencias… ¡y vaya si tomaron nota!

¿Recordamos la primera guerra del golfo? Todo un éxito de la libertad de prensa… la CNN retransmitiendo en directo los ataques a Bagdad… con unas imágenes de color verde que nos hacían pensar que nos encontrábamos en el maravilloso mundo de los videojuegos… con la expresión Coalición internacional para nombrar al ejercito invasor…

No se si fue antes o después de esta época, pero también empezaron a emitirse las imágenes que debían molestar antecedidas por la expresión les advertimos que estas imágenes son muy duras… ¿es una advertencia bienintencionada? ¿o es realmente una nueva estrategia de marketing? Porque cuando oímos esta frase… ¿apagamos la tele? ¿O más bien miramos la tele con más atención, si cabe..?

Ahora, en estos tiempos que vivimos, son los nuevos medios de comunicación -facebook, twitter- los que se encargan de poner las normas… Nuestro amigo Donald utiliza twitter como medio de comunicación directa con las masas, con sus votantes, y con quienes no lo somos; facebook dicta sus normas, en las que mostrar el pezón de una mujer es un delito gravísimo penado con la expulsión, y mostrar imágenes violentas es premiado con el ansiado trending topic

captura-de-pantalla-2017-02-13-a-las-22-50-52

Twitter de nuestro amigo Donald.

En fin, y como conclusión: la realidad no es lo que sucede; es lo que los medios de comunicación o las redes sociales quieren que sea; de repente, aparece Nicolás Maduro continuamente en los medios, de repente desaparece; de repente aparecen los refugiados, de repente desaparecen; de repente, aparece Grecia y Syriza, de repente desaparece… ¿han dejado de existir? En la vida real no, pero en la realidad virtual que suponen las redes sociales o los medios de comunicación (que no olvidemos, se mueven por lo único que se mueven las empresas: por el lucro, no por la verdad) sólo existe lo que es trending topic

Porque de hecho… ¿quien se acuerda hoy de Katelyn Nicole Davis?

forges-no-te-olvides-de-haiti

Antonio Fraguas, Forges, no se olvida de la tragedia de Haití. Fuente.

Enlace a la noticia en ABC sobre el debate entre Nixon y Kennedy: Nixon vs. Kennedy: el día que cambio la televisión y la política.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s