El hombre del espejo

Ayer, hablando con mi amiga Celia, que está pasando una situación realmente complicada,  vino a mi mente este poema que descubrí hace mucho, mucho tiempo… entonces, como a veces ahora, el qué dirán me impedía mostrarme tal y como yo soy, aunque entonces no era tan consciente de ello… pero encontrar este poema que escribió en 1934 Dale Wimbrow fue, y está siendo, una buena guía para orientar mis actuaciones; porque hay alguien a quien nunca puedes engañar…

El hombre del espejo.

Cuando logres tu deseo en la lucha por vencer
y el mundo te haga rey por un día,
ve al espejo y obsér­vate bien,
a ver qué te dice el hom­bre que mira.

Ni tu padre, ni tu madre o tu mujer
serán en la vida tus jue­ces;
la sen­ten­cia que busca tu ser
será la de aquel que te mira de frente.

Pen­sarán que eres un chico estu­pendo
y te dirán que eres mar­avil­loso,
pero el del espejo te lla­mará zopenco
si no le puedes mirar a los ojos.

Procura agradarle sin pen­sar en el resto,
pues él será quien te acom­pañe al final.
No ten­gas miedo ni alber­gues rece­los
siem­pre que puedas tener su amistad.

Aunque engañes al mundo en la vida
y te den pal­madas de aliento al pasar,
tu pre­mio supremo será la des­dicha
si burlas al hom­bre que te ha de mirar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s