Miedo

Hoy se está celebrando el Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Comentando la jornada, mi hija ha puesto de manifiesto que las mujeres gitanas parecen sufrir menos violencia física por parte de sus parejas que el resto de mujeres; sin poner en duda esta percepción, sin embargo le hemos comentado que probablemente lo que ocurre en el entorno familiar gitano es que es muy difícil que las mujeres gitanas se salgan de la norma social, que les impone la sumisión al marido de formas muy variadas: por ejemplo, la obligación de la virginidad de la novia (y el procedimiento para su comprobación, el rito del pañuelo, a mi manera de ver muy denigrante) mientras que para el novio, hay total libertad de actuación hasta ese momento.

Pero ¿que ocurre en las raras veces en que a una gitana se le ocurre no cumplir con las normas ancestrales de su comunidad? En muy pocos casos hallará el apoyo de su familia, en la mayoría de casos sólo conseguirá ser repudiada por su familia, y en los casos más extremos, incluso provocará el enfrentamiento entre familias (como en este caso ocurrido en el año 1995 por negarse una novia al rito del pañuelo antes mencionado).

La mujer, y no sólo la gitana, se enfrenta todos los días a múltiples formas de violencia; algunas son evidentes, como la violencia física y psíquica que sufren muchas mujeres por ejercer su verdadero derecho a decidir, contrariando la voluntad del animal con forma masculina con el que decidieron compartir su vida, pero no someterla. Otras son más sutiles, como tener que demostrar en caso de violación que la mujer es la víctima y no un mero objeto sexual para la satisfacción de los machos de la manada. O que enseñar las tetas en un acto festivo no es dar permiso para que te soben, como comento en La justificación del burka.

Y una forma de violencia de la que no se es consciente, porque está muy incrustada en los comportamientos de las mismas mujeres, es la violencia que se ejerce sobre sus cuerpos; en varias entradas de este blog ya las hemos comentado (como en el reciente artículo de la Sección de libros sobre Le Sein, une historie o en este otro artículo sobre el Instagram de Michelle Jenner); y hoy, cuando ya está finalizando esta jornada reivindicativa, os muestro esta creación de Cinta Tort Cartró (Zinteta) y Yaiza de Lamo que habla de la misma. Porque, en verdad, esta violencia contra el cuerpo de la mujer da Miedo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Igualdad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.