¿Florida o California? (o como el tema de las pensiones no sólo es un problema de sostenibilidad)

¿Florida o California? ¿Pero la película no era Tu a Boston y yo a California? ¿Y no la protagonizaban dos gemelas que pasaban de odiarse a querer juntar de nuevo a sus padres?

En efecto, la película era ésta…

Pero no, cuando me refiero a Florida y a California no lo hago por recordar mal el título de esta película, sino más bien por recordar una de esas preguntas que recuerdo haber oído en alguno de esos debates televisivos sobre economía, cuando se preguntaba cual debiera ser el modelo económico a seguir por nuestro país: si el de Florida, basado en el turismo, o el de California, basado en la innovación e investigación. ¡California, California! ¡Nuestro modelo económico tiene que ser el de California! se afirma como un mantra…

Pero la cruda realidad es que ya desde hace bastante tiempo nos hemos convertido en la   Florida europea, caracterizada por dos grandes rasgos: la elección de nuestras costas mediterráneas como refugio de los jubilados británicos, nórdicos o germánicos, y ser también el lugar preferido de peregrinaje del turismo de borrachera de jóvenes del mismo origen… exactamente como ocurre con Florida.

Esto es lo que ocurre en Florida…

… y esto es lo que sucede en Lloret de Mar, Salou, Magaluf o Benidorm.

Pero bueno, ¿que tiene que ver esto con las pensiones? Pues tiene que ver con el modelo económico que hemos escogido para nuestro país (el de Florida) desde hace mucho, pero que mucho tiempo…

Al final, la economía es la ciencia de cómo se asignan los recursos escasos; es decir, de como distribuir el dinero disponible para cubrir unas necesidades en detrimento de otras; en el tema de las pensiones (y en general, en todas las prestaciones de la Seguridad Social) los fondos para su sostenimiento vienen determinados en el artículo 109 del texto refundido de la Ley General de Seguridad Social, que dice que

1. Los recursos para la financiación de la Seguridad Social estarán constituidos por:

a) Las aportaciones progresivas del Estado, que se consignarán con carácter permanente en sus Presupuestos Generales, y las que se acuerden para atenciones especiales o resulten precisas por exigencia de la coyuntura.

b) Las cuotas de las personas obligadas.

c) Las cantidades recaudadas en concepto de recargos, sanciones u otras de naturaleza análoga.

d) Los frutos, rentas o intereses y cualquier otro producto de sus recursos patrimoniales.

e) Cualesquiera otros ingresos, sin perjuicio de lo previsto en la disposición adicional décima

Como se ve, las pensiones (y el resto de prestaciones de la Seguridad Social) están garantizadas, dado que si no hay recursos suficientes por las cotizaciones (apartado b) se completan con aportaciones desde los presupuestos generales del Estado (apartado a).

Así que sí las fuentes principales de financiación son los Presupuestos Generales del Estado y las cotizaciones, ¿cual es el problema? Pues que, en ambos casos, nuestro país ha escogido el camino fácil, pero que nos lleva directos a la pobreza… Veamos porqué.

Para mí, el estado del bienestar pone como prioridad a sus ciudadanos, y por ello está fundamentado en tres pilares: seguridad social, educación, justicia. Si quieres saber si un país realmente prioriza a sus ciudadanos, sólo tienes que observar en sus presupuestos el trato que se da a estos tres pilares.

¿Y qué sucede en España? Pues que las prioridades son otras… cuando batimos records en número de aeropuertos, kilómetros de vías de alta velocidad, kilómetros de autopistas y autovías (sangrante, para mí, es que para ir de Valencia a Alicante haya una autopista y dos autovías, o de Valencia a Castellón una autopista y una autovía…), o cuando apostamos de nuevo por la política de trasvases entre cuencas hidrográficas, estamos dando un mensaje claro: preferimos meter dinero en construcción de infraestructuras (y fomentar con pasión la construcción privada, como hizo Aznar con su famosa Ley del suelo) que invertir en el sostenimiento de un mínimo estado del bienestar.

Captura de pantalla 2018-03-21 a las 22.10.56

Ahí tenemos los tres caminos a Alicante (gracias, Google Maps)

Y todo ello en detrimento de la justicia (dificultando y eternizando los procesos judiciales por falta de medios humanos y materiales), la educación (con toda una generación de científicos bien formados en las universidades públicas españolas investigando en las universidades más famosas del mundo, que roban a nuestras universidades los beneficios de nuestra inversión en su formación porque a las nuestras no se les asignan los recursos mínimos imprescindibles) o la Seguridad Social (porque claro, si nuestras prioridades inversoras son para la construcción o para rescatar autopistas quebradas -otro gran logro de Aznar, las muy rentables autopistas radiales de Madrid, o la circunvalación de Alicante- ¿que nos queda para esas aportaciones del Estado?).

Primera conclusión, pues: tanto AVE para todos, tanto aeropuerto para todos, tanta agua para todos, capta muchos votos, pero perjudica directamente la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social (y por tanto, las pensiones).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aeropuerto de Ciudad Real, otro ejemplo de supuesta rentabilidad, actualmente cerrado.

¡Eso no es así!, me diréis algunos… ¡La construcción genera muchos empleos, y los empleos son condición necesaria para la sostenibilidad del sistema, porque hace que aumenten las cotizaciones..! Pues sí, es cierto, la construcción genera empleos, y por eso ha sido utilizado ampliamente en los últimos tiempos… ¿o es que Franco construía pantanos, o ferrocarriles, por capricho? ¿Y que decir del turismo? Con el lema Spain is diferent, se atrajo un turismo que pronto sería también una buena fuente de generación de empleos…  Y ese modelo, que algunos criticaron en la transición, es el que básicamente impera en la actualidad, junto con otra fuente significativa de empleos, el transporte por carretera… Esa ingente cantidad de camiones que inundan nuestras carreteras  generando costes de mantenimiento y medioambientales impresionantes, pero que es fuente de empleo fácil…

¿Significa esto que generando este tipo de empleos tenemos un buen modelo para la sostenibilidad del Estado del bienestar?

¡Pues no! Con este modelo, generamos mucho empleo, pero de muy baja calidad, y sobre todo, con salarios de miseria… ¿Porque las estadísticas miden el aumento o disminución del paro, pero no miden el aumento o disminución de la pobreza, la miseria o la marginalidad? Porque nuestro Gobierno está muy contento dando cifras que pongan de manifiesto la disminución del paro, pero no muestra ni por asomo las estadísticas que dan cuenta del aumento de la pobreza… Porque claro, la realidad dada a conocer por entidades tan poco sospechosas como Unicef no se difunde prácticamente porque igual a la gente le da por cambiar el sentido de su voto…

España tiene una de las tasas más altas de pobreza infantil de la UE y es el tercer país, por detrás de Rumanía y Grecia, tanto en pobreza relativa como en “anclada”, que alcanza a casi el 40% de los niños, con un aumento de nueve puntos porcentuales entre 2008 y 2014.

Así se pone de manifiesto en un informe de Unicef difundido hoy que estudia la pobreza infantil en los países ricos y cómo han influido la crisis económica y la austeridad, del que la organización internacional informa en un comunicado.

Con el indicador de pobreza “anclada” se evalúa hasta qué punto el bienestar de una población mejora o empeora en términos reales a medio y largo plazo, ya que se fija la línea de pobreza en un año concreto (en este caso 2008) para estudiar cómo ha evolucionado el indicador.

En el caso de España, Unicef señala que la pobreza “anclada” habría alcanzado en España a casi el 40 % de la población infantil, con un aumento de nueve puntos porcentuales entre 2008 y 2014.

Destaca asimismo la elevada pobreza “severa” entre los niños y el crecimiento de la inequidad, ya que aunque la pobreza infantil ha aumentado de manera notable en general, ha crecido especialmente -un 56 %- en los hogares con niños más pobres, es decir, aquellos en los que viven cuatro personas (2 adultos y 2 niños) con menos de 700 euros al mes u 8.400 euros al año.

España es además el tercer país, junto con Letonia y Chipre, en el que más ha aumentado la diferencia entre la protección social a los mayores de 65 años y la que se proporciona a los niños, porque durante la crisis se ha protegido de manera mucho más eficaz a los ancianos que a los más pequeños.

Unicef cita datos de la Contabilidad Nacional Anual de España para apuntar que la inversión en protección social en familias e infancia se redujo en 11.500 millones de euros entre 2009 y 2015.

También asegura Unicef que los hogares con niños, las familias numerosas, las monoparentales y los adolescentes han sufrido de forma especial el impacto de la pobreza.

Respecto a las políticas de respuesta a la crisis en España, la organización internacional llama la atención sobre “la poca capacidad que han tenido para atajar la pobreza infantil“.

“El conjunto de las políticas de protección social está muy fragmentado, poco orientado a los niños y resulta poco equitativo”, subraya Unicef en el comunicado, y argumenta que esto se debe, entre otras causas, a que está muy ligado a ayudas relacionadas con las contribuciones a la Seguridad Social y a que muchas de las ayudas familiares son en forma de desgravaciones fiscales, de las que no se benefician los hogares con menos recursos.

Para mejorar la “escasa protección social a la infancia” en España, propone poner en marcha una prestación por hijo a cargo “mucho más generosa”y que llegase a un colectivo más amplio, incluso universal, tal y como viene reclamando el Comité Español de Unicef desde el año 2014.

Según este primer estudio internacional de los efectos de la crisis en los niños, la pobreza infantil aumentó en la mayoría de países ricos entre 2008 y 2014.

Constata el estudio que la crisis económica y la consecuente austeridad han golpeado de manera especialmente fuerte a los niños hasta el punto de que, entre 2008 y 2014, la pobreza infantil aumentó en dos tercios de los países europeos.

El incremento fue de más de 15 puntos porcentuales en Chipre, Islandia y Grecia, y de entre 7 y 9 puntos en Hungría, Italia, Irlanda y España.

Ni un solo país europeo aumentó la media de gasto en prestaciones para las familias, e incluso dos tercios redujeron el gasto per cápita, mientras que las prestaciones a las pensiones subieron de manera generalizada entre 2010 y 2013.

Fuente: Expansión, 13 de abril de 2017. Y después dicen que hay que proteger a la infancia…

Una grave consecuencia de este modelo es que, al fomentar los empleos de baja cualificación en lugar de empleos en I+D+i o en empresas tecnológicas (para los que hemos formado a toda una generación de españolitos), estamos condenando a muchos de nuestros jóvenes a aceptar subempleos de 400 € o a la emigración forzosa… ¿Quien se va a poder independizar con ese salario mísero?

Pero sobre todo, los salarios bajos de esos empleos de baja cualificación (antes de la crisis, el problema era ser mileurista y ahora es una suerte) provocan que también se estén fomentando las bajas cotizaciones, y por tanto, la baja de los ingresos en el sistema de la Seguridad Social. Así que, aquí la segunda conclusión, el modelo Florida impide que las cotizaciones sean suficientes para hacer sostenibles siquiera las actuales pensiones (por lo que las futuras sólo lo serán si se reduce su cuantía…)

Así que, señores votantes, en las próximas elecciones, piensen si quieren seguir siendo Florida o prefieren ser California, y actúen en consecuencia… sus pensiones dependen de su elección…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.