Sección de libros: La trastienda de Trump, de Daniel Estulin.

Mi amigo Elicio, hace ya algún tiempo, quiso compartir conmigo un libro que le había dado una nueva visión de cómo es la realidad en este mundo tan complejo, y me lo dejó para que lo leyera y lo comentáramos juntos. El libro en cuestión es el siguiente…

La trastienda de Trump - Daniel Estulin - El Eurociudaano

Cuando me lo dio, ya me advirtió que la primera parte se hacía un poco pesada, pero que conforme se avanzaba en su lectura, iba introduciendo determinados datos que invitaban a la reflexión, haciendo ver que las cosas no son como muchas veces parece o nos las venden los medios de comunicación. Así que con esa premisa, inicié su lectura.

Tengo que decir que en estos momentos estoy viviendo una época un poco convulsa en el ámbito laboral, y también en el ámbito personal tengo una gran preocupación que subyace en mi mente y que a lo mejor hace que no esté en mi mejor época para analizar las teorías de la conspiración que a menudo nos invaden. Así que confieso que este libro, que nos inunda con cantidades ingentes de información (y no siempre mucha información es sinónimo de calidad de la información) sobre lo que el autor denomina el estado profundo -el que realmente maneja el mundo, como el autodenominado Club Bilderberg- me ha aburrido sobremanera.

Para mí, este libro tiene un sesgo importante: aunque como digo, da innumerables datos para justificar sus argumentos, los mismos proceden de escasas fuentes de información; casi todo el libro se basa en argumentar que ese denominado estado profundo quería que las elecciones las ganara Hillary Clinton, y que, sin embargo, no lo consiguió. Y en ningún lugar menciona siquiera la posibilidad de la intervención rusa para que fuera Donald Trump el elegido. Más bien al contrario, siempre que aparece el nombre de Rusia con una perspectiva negativa aparece ligado a otros actores internacionales (como cuando al mencionar a las mafias rusas las nombra mafias ruso-israelíes). Y cuando aparece Putin, lo hace como alguien que no tiene más remedio que aceptar el statu quo que se ha encontrado al llegar al poder… una muestra la tenemos en la página 367 (de un total de 381 que he conseguido leer), para justificar que Putin no puede luchar contra lo que el denomina economía colonial rusa (y yo denominaría sistema corrupto ruso):

 Los organismos estatales y de control no pueden hacer nada, ni aunque quisieran hacerlo. Y la razón principal no es la corrupción o la falta de profesionalidad en el seno de esos organismos tan característicos de la economía colonial, donde los funcionarios son guardianes más que dirigentes. Romper la maquinaria colonial implicaría abocar al país a una crisis económica y social, y aún más, devolverlo a la época del trueque. Rusia disfruta de una relativa estabilidad social solo porque este modelo corrupto y delictivo funciona de un modo infalible. Esto deben recordarlo todos los que critican a Putin por no combatir la corrupción y por instigarla. El problema es de tal magnitud que la gente no puede ni siquiera llegar a entenderlo totalmente.

Los principales grupos delictivos siguen gozando de impunidad, ya que son una parte intrínseca del sistema financiero e industrial de la economía colonial. Hasta el presente, todo ministro tiene redes financieras en el seno de su ministerio, así como bancos para blanquear dinero (y retirar efectivo) que están al servicio de sus intereses personales y de los de su círculo más íntimo. Si se alterase ese sistema, se crearía malestar entre los funcionarios públicos y las élites comerciales, y se desataría una crisis de gestión. Esto, a su vez, daría pie a un sabotaje y a un colapso total del país que arrasaría con cualquier poder.

Pobrecito Putin, es esclavo del estado colonial… ¿a que esperas, amigo Mariano, para decir lo mismo en España? Es un argumento infalible: fomentamos la corrupción, porque si no, generamos malestar…

En fin, en todo el libro, sólo he encontrado algo que me ha convencido un poco (en la página 319), y que dice lo siguiente:

No deja de sorprenderme la capacidad que tiene quienes están en el poder de crear un discurso creíble para la plebe crédula que carece de espíritu crítico. Apelar a las emociones cuando tienes millones de discípulos del status quo que son analfabetos funcionales, son adictos a la normalidad y están embobados con los dispositivos electrónicos ha sido el plan de acción del Estado profundo a lo largo del siglo pasado. Los estadounidenses no quieren pensar, porque pensar cuesta (de hecho, en su mayoría, los estadounidenses no solo no pueden pensar, sino que no saben qué es pensar. Lo confunden con los sentimientos). Prefieren sentir.

Y aunque el autor hable de los estadounidenses, podemos pensar en general con ciudadanos de cualquier nacionalidad, o de los miembros de las diversas creencias, sean religiosas o sean políticas… Al menos, un párrafo del libro me ha gustado… ¡menos da una piedra!

Para mí, el libro no es más que un intento de desviar la atención de lo que me parece más relevante en la política internacional de los últimos tiempos: la ingerencia rusa en los asuntos internos de muchos países (Estados Unidos, pero también las elecciones francesas o la situación en Catalunya…)

Y a continuación, la ficha del libro.

Título: La trastienda de Trump.
Autor: Daniel Estulin
Editorial: Editorial Planeta
ISBN: 978-84-08-17766-1.
Interés: Si tu campo de interés es la política ficción.
Recomendación de lectura: Sólo para los muy fans de las teorías de la conspiración.

Postdata: Elicio, cuando quieras, hablamos de tu libro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sección de libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sección de libros: La trastienda de Trump, de Daniel Estulin.

  1. Celestino Hernández Vázquez dijo:

    Que faltó de inteligencia me pareces, o te haces. crees que el mundo es como te lo pintan… Las torres fueron derribadas por bin Laden, Oswald mató a Kennedy, Hitler Mato a 6 millones de judíos, etc…. Cree la historia oficial y no gastes en libros que dañen tu fe… Saludos

    Me gusta

    • Parece que por un comentario a un libro ya puedes deducir cual es mi pensamiento… justamente porque tengo un pensamiento escéptico no me creo cualquier cosa… y como mis pensamientos no son cuestiones de fe, sólo me creo lo que los datos constatan… poner en duda el Holocausto judio en la Segunda Guerra Mundial sí me parece una falta de inteligencia… pero cada uno profesa la fe que más le gusta, indudablemente.

      Me gusta

  2. Pingback: Sección de libros: El día 3 | El eurociudadano nudista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.