El urbanismo no es neutro

El urbanismo no es neutro, no… (es decir, tiene ideología).

dav

Esta historia empieza en esa hora en que el sol empieza a caer sobre la Albufera…

Valencia, miércoles, 24 de octubre, 2018, 16:50 h.

Me dirijo con el autobús de la línea 25 hacia la playa de la Devesa del Saler; quiero aprovechar los últimos calores de este año, dado que para el fin de semana se anuncia una entrada de frío polar que va a obligar al cambio del armario de verano al de invierno (como efectivamente sucede).

Tras 40 minutos de camino desde la Porta del Mar (y otros 20 desde casa) llego por fin al embarcadero de la Albufera, y me encamino hacia la playa adentrándome en el bosque de la Devesa por el camino que bordea la Gola de Pujol hasta llegar al lago artificial, para seguidamente bordear éste hasta llegar a la playa… ¡cuánta soledad! No hay ni un alma en los alrededores, lo que parece justificar el estado de la propia playa: descuidada, abandonada… inicio mi camino por la orilla teniendo como destino el Casal d’esplai, tomo un baño, me sorprendo de que la ducha del acceso de la playa al Casal funcione, y tras mirar el horario del autobús de regreso me pongo de nuevo toda la ropa que me había quitado nada más entrar en el bosque, y camino con marcha rápida hacia la parada…

dav

A punto de salir hacia la parada del autobús, mi silueta (y la de la ducha) en un agradable atardecer.

¡Que tiempos aquellos en los que se podía llegar con el coche hasta el linde de la playa, a esos aparcamientos que estaban separados de la arena por un pequeño cordón dunar! En la actualidad, no queda de ellos ni un solo vestigio, y las otrora calles asfaltadas (y con numerosos baches) ahora son estrechos caminos hormigonados con acceso restringido a los vehículos oficiales, y a los ciclistas y viandantes que por ellos pasean.

Incluso recuerdo que había algún chiringuito en esta playa, en el que poder refrescar un poco tu garganta y llenar brevemente tu estómago, porque los precios tampoco eran para echar cohetes… ya no queda nada de todo eso.

Tampoco queda nada de aquella Casa Negra, situada en Pinedo, que hacía unos estupendos arroces, y a la que sólo acudí en una ocasión a comer una excelente paella… era una zona virgen, en la que aparcabas en un descampado junto a un espigón (que ocultaba la playa nudista conocida por todos como la playa de la casa negra) y al que me subí nada más llegar dado que, aunque en aquel tiempo todavía no había vuelto a comprobar la placidez de estar desnudo, ya estaba barruntando por mi cabeza la posibilidad de hacerlo (el cómo lo hice lo puedes leer en mi página El nudista).

Una lástima que de todo aquello no quede nada, pero hay que decir que su desaparición estuvo justificada por la consecución de un bien común: la recuperación de todo el cordón litoral para la naturaleza virgen, tras aquellas movilizaciones que consiguieron en los años setenta y ochenta su objetivo: el Saler per al poble.

Así que todo el litoral existente entre la desembocadura del Túria (del nuevo cauce) y la gola del Perellonet ha sido regenerado, recuperando el cordón dunar y la vegetación que nunca debió desaparecer en toda su extensión… ¿todo el litoral? No. Una gran parte de este litoral permanece, todavía, apta para el acceso sin límites para toda la ciudadanía de la ciudad y para ese tropel de turistas que quieren fáciles accesos a las playas del sur de la ciudad…

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 14.05.45

Al norte de la Gola de Pujol, se observan las construcciones que no se consiguieron paralizar, y la facilidad de acceso por prácticamente todos los caminos. Fuente: Google Maps.

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 14.06.28

Al norte de la anterior fotografía se observan los numerosos aparcamientos y restaurantes junto a la arena en el entorno del pueblo de El Saler. Fuente: Google Maps.

Pero sí, en dos puntos concretos de todo ese frente litoral se ha llevado una recuperación integral de las playas y de su entorno vegetal, eliminando aparcamientos y dificultando el acceso de la ciudadanía en general para facilitar la recuperación del cordón dunar y de las especies vegetales endémicas de esa zona, así como de las malladas características del entorno… ¿y cuales son esas zonas privilegiadas con esa recuperación integral? Justamente el entorno de las dos playas que tradicionalmente han sido nudistas… efectivamente, las playas de la Devesa y del Arbre del Gos (en la que se encontraba la Casa negra).

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 14.05.10

Obsérvese como en la playa de la Devesa no hay ni rastro de aparcamientos, y la red de caminos (excepto la CV-500 y un pequeño acceso hacia el Estany de Pujol) no tiene acceso en vehículo para el público en general. Fuente: Google Maps.

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 14.07.05

Entre la zona de aparcamientos del norte, al lado del autocine Star, y la del sur, se encuentra la playa nudista del Arbre del Gos, únicamente accesible caminando desde cualquiera de las dos. Fuente: Google Maps.

Siempre había sospechado que la elección de ambas zonas como de recuperación integral no era ninguna casualidad, sino más bien el resultado de una decisión bien consciente para intentar dificultar al máximo el acceso a las playas nudistas por parte del gobierno municipal; pero mis pensamientos se quedaban en eso, en meras sospechas… hasta ahora.

Porque leyendo prensa y revistas que tengo pendientes (como es mi costumbre), encontré un artículo en el número 18 de la revista Contigo, editada por la Fundación Intervida en  marzo de 2003, en el que hablando de la aparición de las nuevas tecnologías y su influencia, hace el siguiente comentario:

Para mostrar este punto de vista hablaremos del señor Robert Moses, un conocido funcionario municipal que promovió la construcción de numerosos parques, puentes y carreteras en la ciudad de Nueva York entre los años 20 y 70. Concretamente, los puentes que Moses proyectó para la zona de Long Island son extremadamente bajos, tanto que en algunos lugares no alcanzan los 2,75 metros de altura. Pues bien, según argumenta Robert A. Caro, biógrafo del seños Moses, estos puentes tenían una clara finalidad: impedir el acceso a los negros y las clases más desfavorecidas a las playas y zonas de recreo de Long Island, reservadas para los miembros de la alta burguesía y sus automóviles. Los puentes funcionaban como auténticas barreras que no permitían el paso a los autobuses de la época, todos ellos de más de tres metros de altura, los cuales eran el único medio de transporte que las clases bajas podían permitirse. Éste es un claro ejemplo de cómo un sistema técnico puede desbordar el concepto obvio de funcionalidad, ya que los puentes de Moses servían –y siguen sirviendo hoy en día- para circular sobre ellos, pero también cumplieron en su momento la función de mantener una discriminación clasista y racial tácita.

Ejemplo tomado del artículo de L. Winner ¿Tienen política los artefactos?(www.oei.org.co/cts/winner.htm)

La OEI es la Organización de Estados Iberoamericanos.

Mis sospechas no estaban desencaminadas… las decisiones sobre la protección del entorno del parque natural del Saler estaban tufadas de ideología… había que dificultar y aislar en todo lo posible a los nudistas, bajo la excusa medioambiental de recuperar el entorno… así protegemos al resto de ciudadanos de esa gente insana que anda sin el necesario decoro por nuestras playas, y si además critican estas medidas o incluso se oponen, les atacamos con la acusación de estar en contra de la recuperación del entorno natural y del medio ambiente…

Así que, efectivamente, el urbanismo no es neutro.

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 14.36.48

Un último ejemplo: un camping dentro del parque natural de la Albufera; por el mismo delito (estar dentro del parque natural de la Albufera) obligaron al cierre del camping nudista de Cullera, y lo arrasaron totalmente (allí se encuentra actualmente uno de los accesos a la playa nudista del mismo municipio).

dig

Y la última foto… anochecer desde la parada del autobús.

Posdata para los que han llegado hasta aquí: es la primera vez que muestro mi imagen en el blog…

Esta entrada fue publicada en Nudismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El urbanismo no es neutro

  1. Sergio Alfonso Ortega dijo:

    Magnífico artículo, amigo Paco. Empezando por lo último: gracias por mostrar tu imagen.
    De una forma subliminal, torticera y sutil se intenta dificultar de forma física una práctica que realiza más gente de la que muchos se imaginan. Barreras arquitectónicas, accesos alejados, dificultades para el aparcamiento y añadiría falta total de limpieza. Lamentable. Pero viéndolo con optimismo, no han conseguido extinguir la práctica Nudista en esas zonas, alguna tan privilegiada como La Devesa.
    Y en eso debemos estar nosotros los Nudistas. Unidos, organizados y movilizándonos para defender una práctica, afición o estilo de vida Naturista que no daña a nadie, ni debe molestar ni ofender.
    Un placer conocerte, escuchar tus excelentes comentarios y leer tus artículos tan bien documentados y relatados.
    Un abrazo y hasta pronto.

    Le gusta a 1 persona

  2. sernudistaenmadrid dijo:

    No he conocido esas playas que tan bien describes en el articulo, conozco lo que hay ahora y no puedo dejar de afirmar que me encanta.
    Por supuesto que se hecha de menos un chiringuito y no poder aparcar junto a la playa, pero tengo que reconocer que también tiene su encanto ese paseo bordeando el lago artificial y llegar a la playa, que no esta nada masificada. Si eres previsor, te llevas lo que vas a necesitar para pasar el día yyyyy ¡A DISFRUTAR!
    El pasado verano, los días que estuve por allí, casi todas las tardes, iba una pareja que llevaba una neverita con vino blanco fresquito y hasta llevaban copas y yo les veía y pensaba, eso es lujo.
    Eurociudadano, entiendo tu punto de vista y tu critica, pero pienso que quizás si no se hubieran tomado estas medidas estas maravillosas playas estarían bordeadas de altos edificios.. ¿quien sabe?

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola!
      La crítica la hago al hecho de que se dice que hay que recuperar todo el parque natural, y sólo se hace a la altura de las playas nudistas. Para mí, todo el entorno debiera ser recuperado, y el hecho de que no se haya hecho es lo que critico. Incluso hay alguna urbanización que además de estar dentro del parque está dentro de la zona de dominio público; sin embargo, y al contrario de otras zonas, aquí no se ha derribado nada.

      Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Las mujeres necesitan más los carriles bici que los hombres para pedalear | El eurociudadano nudista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .