El nacionalismo español.

Es lo que tiene leer prensa atrasada; como creo que ya he comentado alguna vez, colecciono recortes de prensa de muchos temas, entre ellos los que encabezan este blog; hace mucho, mucho tiempo, leía la prensa al día, pero desde que vinieron mis niños empecé a retrasarme y ahora estoy leyendo la prensa de hace ¡7 años! (y revistas de los años 80, de antes de la caída del muro de Berlín y del comunismo en la ahora casi olvidada Unión Soviética).

Por ello, en el suplemento Domingo del diario madrileño El País del 18 de marzo de 2007, he descubierto un artículo de Josep Ramoneda en el que se se califica al nacionalismo español como tan excluyente, tan victimista y tan sectario como cualquier otro. Esto creo que ya lo he comentado en algún que otro artículo (por ejemplo, en este), pero me ha parecido curioso encontrar un artículo que coincidiera de alguna forma con mi visión.

Para comprender el porqué de esta artículo, hay que ponerse en el contexto de este año: estamos en plenas fallas (esto es anecdótico, pero me apetece recordarlo), está gobernando Zapatero, el PP está sometiendo al gobierno socialista a una presión muy intensa: críticas por la huelga de hambre de De Juana Chaos, manifestaciones contra las negociaciones con ETA que Aznar también había promovido, críticas por la gestión del Estatuto de Catalunya…). Y dentro de este contexto, este artículo viene a recordar que todos los nacionalismos son iguales: excluyentes, victimistas y sectarios. Y si el nacionalismo europeo que yo propugno no lo es, probablemente es porque debo ser de los pocos que se cree de verdad lo de la Nación Europea, y yo, la verdad, soy poco dado a los dogmas, y prefiero que no se constituya nuestra Nación a que hubiera que pasar una guerra para crearla, como les paso a los estadounidenses.

He buscado el artículo en la página web del diario, pero no aparece; así que voy a hacer una transcripción desde la edición impresa.

Después de tantos años de denostar a los nacionalismos periféricos, los nacionalistas españoles han demostrado comportarse como unos nacionalistas cualquiera, vascos o catalanes, pongamos el caso. La manifestación de banderas del sábado día 10 en Madrid -se veían más rojigualdas que manifestantes- es la culminación de algo obvio pero que muchos negaban, como acostumbra a ocurrir en los nacionalismos con Estado: que el nacionalismo español es tan excluyente, tan victimista y tan sectario como cualquier otro. Y como todos los nacionalismos, se define contra otro u otros. La paradoja del nacionalismo español es que, aunque sea por la fuerza de la ley electoral, a veces está obligado a aliarse con los otros nacionalismos que le dan sentido.

En la campaña publicitaria de la manifestación del PP, Mariano Rajoy ya dio el tono, convocando a la gente sensata y de bien. Es un clásico: el nacionalismo arrogándose el privilegio de otorgar cartas de autenticidad. El líder que cree hacerse fuerte dividiendo a los españoles entre buenos y malos ciudadanos. Los que siguen al PP son gente de bien; los que no, son gente de mal, una amenaza para la patria. El que quiera un certificado de buen patriota, que asista a las manifestaciones del PP.

Después, la apropiación de los símbolos: la bandera, el himno, las canciones de la transición, todo como si fuera patrimonio de un solo partido, que es el que otorga los derechos de la corrección nacional (…)

Todos los nacionalismo han utilizado estos mecanismos de exclusión. Frente a la palabra patriota sólo cabe una figura: el traidor (…) Algo falla cuando los nacionalistas de una nación con poder se comportan igual que los nacionalistas melancólicos con déficit de Estado (…)

Qué es España nunca ha estado del todo claro. (…) Aznar reconstruyó la versión fuerte, ideológica y ruidosa del nacionalismo español sobre la base de la lucha antiterrorista. Y Mariano Rajoy ha aprovechado la osadía o la imprudencia de Zapatero para seguir dando alpiste patriotero a su electorado. Cuando el nacionalismo se hace victimista -todos los días se acumulan en la prensa los artículos sobre el fin de España, la destrucción de la patria y otras catástrofes parecidas-, por lo general es que están ocurriendo dos cosas: que hay conciencia de que la vieja idea de la nación, de España, en este caso, ya no se corresponde con la realidad, y que los que se consideran garantes del destino nacional no tienen el poder y apelan a los miedos de la gente para recuperarlo.

El presidente Zapatero no es un hombre con la sensibilidad nacionalista a flor de piel. (…) El sólo hecho de poner sobre la mesa la vaga idea de España plural ha hecho saltar los resortes del nacionalismo español. Y puesto que todo el mundo sabe que el nacionalismo  tiene todavía, en todas partes, poder de coacción y capacidad de arrastre, el PP se ha subido con las banderas al monte. (…) Desmitificar las patrias sigue siendo la revolución laica pendiente.

Publicado en Europa, Fronteras, Otros | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Yo (me) acuso

Quizás haya alguien que al leer la frase Yo acuso piense en la famosa película denominada en España Algunos hombres buenos y en Latinoamérica Cuestión de honor, y sobre todo en el mítico momento en que el personaje de Tom Cruise pone fuera de sus casillas al de Jack Nicholson y le hace confesar que ordenó un código rojo, que exculpa a sus defendidos de asesinato.

Escena de la confesión del código rojo.

Pero no, no me refiero a esta película, sino a un caso real, que también ocurrió en un ejército, y que hizo que un valiente de verdad se enfrentara a todos los estamentos habidos y por haber hasta que consiguió justicia. El caso fue el denominado caso Dreyfus, y el valiente fue Émile Zola.

Del libro del propio Zola, Yo acuso. La verdad en marcha, que recoge todos los artículos escritos sobre este caso, extraigo esta introducción.

En 1894, los servicios de contraespionaje franceses interceptan un documento dirigido al agregado militar alemán en París, Schwartzkoppen, en el que se menciona en nota manuscrita el anuncio del envío de informaciones concretas sobre las características del nuevo material de artillería francés. Basándose en el escrito, los expertos comparan letras de los oficiales del Estado Mayor y concluyen que el capitán Alfred Dreyfus, de treinta y cinco años, judío y alsaciano, es su autor. El 15 de octubre de ese año Dreyfus es arrestado, juzgado por un consejo de guerra y declarado culpable de alta traición. Pese a las declaraciones de inocencia del acusado (declaraciones que no se hacen públicas), se condena a Dreyfus a la degradación militar (enero de 1895) y a cumplir cadena perpetua en la isla del Diablo, en la Guayana francesa. Durante el juicio, el general Mercier, ministro de la Guerra, expresa sus convicciones a la prensa y comunica al tribunal que existen pruebas «abrumadoras» de la culpabilidad de Dreyfus, pruebas que no puede mostrar porque pondrían en peligro la seguridad de la nación. Hasta ese momento, nadie duda de la existencia de dichas pruebas. Únicamente la familia de Dreyfus, convencida de su inocencia, habla de error judicial y busca apoyos entre los politicos y la prensa para conseguir la revision del juicio. En marzo de 1896, el nuevo responsable del contraespionaje, el coronel Picquart, descubre un telegrama dirigido por Schwartzkoppen a un oficial francés de origen húngaro, el comandante Esterhazy; el telegrama no deja dudas de que este ultimo es el informador de Schwartzkoppen en el Estado Mayor francés. La letra de Esterhazy, que se parece a la de Dreyfus, es, sorprendentemente, muy similar a la del famoso escrito. Picquart informa a sus superiores y expresa su convicción de que fue un error atribuir el escrito a Dreyfus. El Estado Mayor destina a Picquart a la frontera del este y, posteriormente, a Túnez. Los tribunales militares se niegan a revisar el caso Dreyfus y tratan de sofocar el escándalo, pero no logran evitar que algunos rumores alerten a personalidades de la izquierda. En 1897 -con la ayuda del periodista Bernard Lazare, del senador Scheurer-Kestner y del diputado Joseph Reinach-, Mathieu Dreyfus, hermano de Alfred, promueve una campaña en Le Figaro para exigir que se investigue a Esterhazy y se revise el juicio de 1894. La extrema derecha reacciona de inmediato. Indignado, Émile Zola, próximo a la izquierda radical y a grupos socialistas, entra en liza. La campaña de Le Figaro rompe la conspiración de silencio. En diciembre de 1897, Esterhazy, cuya letra es idéntica a la de los facsimiles del escrito que la prensa ha reproducido, es inculpado y comparece ante un tribunal militar; contra todo pronóstico, los jueces lo absuelven en enero de 1898, al tiempo que el presidente del Consejo de Ministros, Méline, rechaza la revisión del caso Dreyfus: «El caso Dreyfus no existe». Zola, consciente de los riesgos que corre, plantea la cuestión ante la opinión pública en su célebre carta al presidente de la República, titulada «Yo acuso» y publicada el 13 de enero en L’Aurore. Ese mismo día, la policía detiene al teniente coronel Picquart. La polémica enardece al país, y llueven insultos y críticas sobre Zola. En estas circunstancias, aparece, ya en su sentido moderno, la expresión «los intelectuales», que emplearon los antidreyfusards (Barrès, Drumont, Leon Daudet, Pierre Loti, Jules Verne…) contra los dreyfusards (Zola, Gide, Proust, Péguy, Mirbeau, Anatole France, Jarry, Claude Monet…). Del 7 al 23 de febrero de 1898, Zola, amenazado de muerte, comparece ante un tribunal acusado de difamar a los oficiales y personalidades que había denunciado en su «Yo acuso». Se le declara culpable y se le condena a un año de cárcel, a pagar tres mil francos de multa y se le despoja de la Legión de Honor. Tras recurrir la sentencia, el tribunal de instancia vuelve a condenarle, esta vez, sin embargo, en rebeldía, pues Zola, temiendo por su vida, se ha exiliado en Inglaterra. Semanas después de este segundo juicio, se confirma que el documento que se utilizó para comprometer a Dreyfus en el juicio de 1894 era falso; lo había confeccionado un oficial del contraespionaje, el coronel Henry, quien confiesa su culpabilidad el 30 de agosto y el 31 se suicida en la cárcel. El Tribunal Supremo, que había empezado a revisar el expediente Dreyfus en junio, ordenó la revision del caso. Zola, pese a la confirmación de su sentencia condenatoria, regresa de su exilio en junio de 1899; el Gobierno renuncia a tomar medidas contra él. Entre agosto y septiembre de ese año, Dreyfus, trasladado a Francia, se somete a un segundo juicio y de nuevo le condenan los tribunales militares, que no acceden a reconocer el error judicial que se cometió en 1894; el 19 de septiembre, el presidente de la República, Loubet, indulta a Dreyfus. Puesto en libertad, gran parte de la opinion pública considera que debe, además, reconocerse su inocencia. Hasta el 12 de julio de 1906 no obtendrá Dreyfus la rehabilitación en el ejército. Cuatro años antes, la noche del 28 al 29 de septiembre de 1902, de regreso a París tras sus vacaciones en Médan, Emilio Zola muere asfixiado en su casa, debido a las exhalaciones de una chimenea. Desde 1898, Zola había recibido numerosas amenazas de muerte, pero este «caso» nunca llegó a esclarecerse. Dreyfus, por su parte, falleció en 1935 ocupando un alto cargo oficial. Quedaron dudas sobre su inocencia hasta la publicación de los Carnets de Schwartzkoppen en 1930: Dreyfus inocente, Esterhazy culpable.

f1.highres

Está claro que todos tenemos una autoimagen propia, y casi todos nos identificamos del lado del héroe, del valiente; a posteriori, cuando nos cuentan historias similares, decimos: hay que tener huevos para hacer eso, y muchos en nuestro fuero interno pensamos que, cuando lleguen situaciones semejantes, actuaremos de igual forma.

Pero cuando llega la hora de la verdad, la vida se encarga de poner a cada uno en su sitio. Los héroes nacen en los pequeños detalles, no en los grandes sucesos. Y a mi, la vida ya me ha demostrado en que lado estoy, si en el de los valientes o en el de los cobardes… tres hechos me han hecho darme cuenta de cual es mi realidad… y ahora, aunque me sea difícil, emprendo mi particular yo (me) acuso

El primer hecho tiene que ver con los cambios que sufrimos en nuestro interior cuando estamos sometidos a una presión social determinada; esa presión no tiene que ser manifiestamente violenta, pero si que es una violencia social similar a la que sufrieron las lorquianas Hijas de Bernarda Alba.

La explicación de la falla (expresión derivada del mundo de las fallas que decimos cuando hablamos en valenciano, y que indica que vamos a entrar en materia) es la siguiente: en mi empresa, tras un expediente de regulación de empleo (del que hablo en un homenaje a mi mujer en este artículo) se ha tenido que empezar a recomponer cada una de sus áreas, con más pena que gloria, dado que como el criterio ha sido exclusivamente el de la edad, se ha ido muchísima gente valiosa y se ha quedado muchísima gente inútil (como el elemento del que hablo en mi anterior entrada).

Bien, pues a nuestro colectivo le llegó la hora de cambiar sus condiciones de trabajo, y se empezó a redactar un acuerdo en el que, por primera vez en muchísimos años, se concedían las reivindicaciones históricas del colectivo: libertad para poder comer entre las 14 y las 16 computando sólo el tiempo necesario para realizarla, eliminación de la parada obligatoria entre las 15 y las 16, eliminación de la obligatoriedad de trabajar por las tardes, computo de la jornada anual en lugar de mensual (lo que evita perder horas trabajadas porque no se puede pasar más de 4 horas de un mes a otro), ampliación del horario abierto a las 7:30 h. y reducción a los técnicos de 22 a 19 h., para facilitar la conciliación de la vida familiar con la laboral… todo ello a cambio de una contrapartida: la eliminación de una reducción de jornada de media hora entre el 15 de junio y el 15 de septiembre (lo que supone, teniendo en cuenta ese periodo coincide con las vacaciones, unas 20 horas más de trabajo por persona).

¿Valía la pena el acuerdo? Como todo en la vida, había posturas a favor y en contra; esa media hora de reducción de jornada ya ha sido eliminada unilateralmente por parte de la Dirección, y está a la espera de resolución judicial, por lo que tenemos un 50% de posibilidades de mantenerla, y el mismo porcentaje para perderla. Y ese es el principal argumento de los partidarios del no al acuerdo: ¡ya está bien de perder derechos! ¡Nos machacan continuamente, y no hay que dar un paso atrás! Y esta fue la alternativa ganadora en el referendum.

Yo, sin embargo, era partidario del sí. ¿Por que? Porque si se analiza fríamente, el acuerdo era una bicoca. Veamos, es cierto que perdemos 20 horas de reducción de jornada, pero ¿cuanto supone la hora que tengo que estar obligatoriamente cuando tengo que estar mi tarde semanal obligatoria – de 15 a 16 h-? (hay que tener en cuenta que las oficinas están en medio de la nada, lo que te obliga a permanecer en las instalaciones de la empresa o a ir a un bar de las poblaciones cercanas, pero en casi ningún caso a acudir a tu casa, lo que supone que ese tiempo, en lugar de estar con tu familia, estás en el entorno laboral… ¡así no hay quien desconecte!). Hagamos cuentas… 54 semanas laborales, menos las 5 semanas de vacaciones, menos las 17 semanas de junio a septiembre que no hay que ir por las tardes, hacen un total de 32 semanas que estoy obligado a quedarme, al menos una tarde, en las que pierdo, como mínimo, la hora de la comida, es decir, ¡32 horas! ¡32 horas de mi vida que ahora tengo que perder, por no perder las 20 horas del horario de verano!

Pero los pros y contras del acuerdo fueron debatidos en una asamblea de trabajadores convocada al efecto, y después el acuerdo fue sometido a referéndum; entonces, ¿de que me quejo?

Pues me quejo de que, desafortunadamente, hubo una campaña bien orquestada en contra del acuerdo por parte de uno de los sindicatos, en la que apelando a los sentimientos de injusticia antes mencionados, quiso en realidad evitar a toda costa que un buen acuerdo llegara a ser aprobado ¿la razón? Únicamente que una buena parte de la negociación la había impulsado un compañero de otro sindicato (sobre este compañero se llegó a decir que le habían ofrecido un ascenso si se conseguía aceptar el acuerdo), y para uno de los representantes de aquel sindicato, eso era inaceptable: los acuerdos sólo son válidos si me puedo poner medallas; si se las pone otro, el acuerdo es totalmente rechazable….

Pero aún así, en la asamblea teníamos la oportunidad de contrarrestar la campaña desinformativa que se había orquestado; únicamente se necesitaba exponer los argumentos a favor, y contraponerlos a los negativos para que la gente pudiera decidir en consecuencia. Y en la asamblea no intervine para denunciar la manipulación y el sectarismo: en lugar de defender los muchos argumentos favorables y contraponerlos a los pocos desfavorables, decidí permanecer callado, mientras el sindicato que había llevado el ritmo del acuerdo hacía una muy tímida defensa del acuerdo y el otro una labor de acoso y derribo con todos los medios a su alcance. Yo (me) acuso de ser cómplice, por omisión, de la no firma del acuerdo. Yo (me) acuso de mi silencio.

asamblea_metro_madrid

Una asamblea del metro de Madrid (en lucha.org); aunque no votamos en la asamblea, si se hubiera hecho este hubiera sido el aspecto al pedir votos a favor del no.

 

El segundo y el tercer hecho tienen un patrón común: la discriminación sin sentido del colectivo de inmigrantes subsaharianos, que en aras del lenguaje políticamente correcto voy a denominar a partir de ahora negros.

El segundo ocurrió poco antes de iniciar el viaje que menciono en esta entrada y del que todavía tengo pendiente de publicar algunos artículos. El hecho es que fui a lavar el coche por dentro y por fuera a un lavadero cercano, en un barrio que al parecer cuenta con la residencia de varios grupos de negros. Mientras lo lavaban me acerqué a la terraza de un bar desde la que se podía observar la salida del coche del lavadero; dado que me habían dado una hora de espera, me dispuse a disfrutar de unos pocos instantes de calma…

Pero no pude: cuando me senté, observé que en una mesa vecina se hallaba sentado un negro, tomando tranquilamente una cerveza. Al otro lado, unos niños jugando. Ambiente de paz… hasta la llegada de un vecino (blanco, para más señas) que, nada más aparecer, empezó a despotricar y a decirle al negro que se largara de la terraza. Como el negro no hizo ningún además de moverse, el blanco cogió un palo y se acercó al negro en actitud totalmente amenazante, a lo que este respondió alzando la botella de cerveza sobre su cabeza y conminando al blanco a que no se acercara. En esto, salió el dueño del bar, que había presenciado el conato de pelea desde el interior, y ¿a quien creéis que echó con cajas destempladas? ¿Al agresor o al agredido? Como podéis suponer, esto último no era relevante, porque a quien echó fue al negro, con la amenaza de llamar a la policía. ¿Y que hice yo? ¿Me erigí en defensor de la justicia? Nooooo…. permanecí impasible durante toda la escena, e incluso tampoco tuve el valor de corregir al blanco agresor y al blanco dueño del bar cuando empezaron a gritar para que todos los vecinos lo escucharan ya esta bien de que los negros nos toquen los cojones… Yo (me) acuso de no luchar por la injusticia, de no hacer frente a la calumnia, de haber dejado que todos pensaran lo contrario de lo realmente sucedido…

DOCU_GRUPO

Este chico fue agredido en Lantarón, Álava, en julio de 2010. Por lo menos parece que este caso la justicia lo tuvo claro.

 

Y el tercer hecho ha ocurrido recientemente, una mañana en la que iba a trabajar en el tren; llegando ya a mi parada, un chico (blanco, posiblemente calé, otra forma fina de decir gitano) de unos 13 ó 14 años, empezó a pedir, uno a uno, a todos los viajeros presentes, algo para beber. Todos le decían que no, probablemente porque sería cierto; llegó a mi altura y le dije que no tenía, y a continuación se dirigió a la señora que tenía enfrente de mí: me sorprendió su respuesta, por la dureza. Al principio en valenciano, y a continuación en castellano, vino a decirle algo similar a déjame en paz, vete a tomar por culo… el chico no respondió a la provocación, y se dirigió entonces al chico que estaba a mi lado, el último que quedaba por preguntar, y negro para más señas; el chico sacó de su bolsa una lata de una bebida energética y se la entrego al pedigüeño… éste se quedó parado, y le preguntó si se la daba de verdad, y el negro le dijo que sí. Y segundos después el negro se bajó en su parada, mientras el gitano se iba al medio del tren a buscar a su colega y decirle, con bastante sorpresa por su parte, que aquel individuo le había dado algo para beber.

Bueno, y aquí, ¿de que me acuso? Tuve un comportamiento correcto con el mendigo… ¿entonces?

Pues, entonces, yo (me) acuso de no haber prorrumpido en aplausos hacia un negro tan solidario, y en reproches certeros a una blanca tan insolidaria.

Pero bueno, eso es lo que me ha permitido descubrir cual es mi realidad personal: soy un cobarde, un genuino y auténtico cobarde…

frase-todo-espectador-es-un-cobarde-o-un-traidor-frantz-fanon-110922

Fuente: http://akifrases.com/frase/110922

 

Postdata: aunque no lo parezca, el artículo tiene un tono positivo. El reconocer que no somos perfectos también conlleva el deseo de mejorar. Así que en estos momentos, puedo reconocer que soy un cobarde, pero eso, aunque sea a base de pequeños pasos, puede cambiar… y por supuesto, ¡lo voy a cambiar!

Canción de Celtas Cortos en la que se habla de eso, de que lo voy a cambiar. 

Publicado en Otros | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La justificación del burka

El otro día fui a almorzar con algunos compañeros de la oficina (éramos en total 5 chicos y una chica) a un bar cercano; coincidía que ese día era el de la famosa tomatina de Bunyol, por lo que empezamos a hablar de cuando éramos jóvenes y hacíamos alguna que otra locura.

Y en medio de la conversación, surgió un comentario insustancial, por parte de una persona más que insustancial, que es el que ha dado lugar al título del presente artículo: todas las tías que van a la tomatina saben que van a meterles mano

san-fermin-2011

Esto no fue en la tomatina, sino en San Fermín

Lo curioso es que al principio todos los presentes no dieron ninguna importancia al comentario; pudiera ser por dos cosas: porque conociendo las estupideces que suele decir el que la pronunció no había que darle ninguna importancia, o más bien por todo lo contrario, porque no había que darle importancia porque es verdad que las mujeres que van a la tomatina lo único que buscan es que la magreen; porque ¿que va a querer una mujer en una fiesta como la tomatina? ¿Divertirse? Por supuesto que no: lo que quieren las mujeres es provocar a los machos para que les metan mano…

Yo, que últimamente estoy intentando no aceptar lo inaceptable (siguiendo las recomendaciones de Federico Mayor Zaragoza, ex presidente de la Unesco), no pude contenerme: las mujeres no van a la tomatina a que unos cuantos hombres, con la excusa de que es fiesta y llevan unas cuantas copas de más no repriman sus deseos de tocar a las mujeres sin su consentimiento.

Y entonces, llega el contraargumento: pues si ellas saben a lo que van… ¡cuando les cae el tomate se les marca todo! Y además, ¡hasta algunas se levantan la camiseta y enseñan las tetas! Es que van provocando, y después se quejan de que les metan mano…

Y nuevamente mi total desaprobación: el que una mujer esté desnuda, o te enseñe las tetas, o que te guiñe un ojo, no te autoriza, en absoluto, a tocarla sin su consentimiento… y no me vale que sea un consentimiento implícito, no: el sólo hecho de enseñar una parte del cuerpo no implica ningún tipo de consentimiento, el consentimiento tiene que ser explícito.

Pero este argumento, el del consentimiento implícito, es precisamente el que utilizan esos yihadistas islámicos a los que no podemos soportar porque imponen el burka a las mujeres: los yihadistas afirman que enseñar cualquier parte del cuerpo femenino es un estímulo para la violencia contra las mujeres.  Aquí, en Españistán, decimos que enseñar las partes nobles del cuerpo femenino es un estímulo para la violencia contra las mujeres. Observemos que en cualquier caso se está justificando la violencia contra las mujeres por el sólo hecho de enseñar alguna parte de su cuerpo…

Y no hay que irse muy lejos para encontrar ejemplos: en alguna sentencia judicial se ha justificado una violación por el hecho de que la mujer llevaba minifalda (ver la noticia aquí) y los partidarios de imponer el burka a las mujeres utilizan los mismos argumentos: como los hombres somos débiles (o, más probablemente, como los hombres debemos demostrar nuestra hombría), las mujeres nos provocan, dado que, como dice la sentencia, ciertamente ésta (la mujer violada) con su específico vestido, en cierta forma y acaso inocentemente, provocó este tipo de reacción en su empresario, que no pudo contenerse en su presencia. Vamos, lo mismito que nos dicen los talibanes…

Publicado en Nudismo | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Actividades nudonaturistas para los meses de septiembre, octubre y noviembre

Nueva edición de las actividades previstas para el próximo periodo de tres meses; hay que decir que después de un inicio muy intenso, el nivel de actividades baja, lógicamente, conforme nos vamos adentrando en el otoño. ¡Cosas de la llegada del frío!

Actualizado el 14 de septiembre.

Días 5 al 7 de septiembre – Villafranca de Córdoba 

Primera gala de Natación Naturista – Organizado por ANNA

Parque acuático Aquasierra

http://www.anna-nudismo.es/convivencias/primera-gala-nacional-de-natacion/

AGP 1901118

Día 6 de septiembre – La Vila Joiosa 

Quedada nudista joven de Alicante – Convocada por Internet

Playa del Esparralló – 11 h.

https://www.facebook.com/events/841702475848579/?ref=6&ref_notif_type=plan_user_invited

Esparrelló

Día 7 de septiembre – Arenys de Mar 

Encuentro nudista – Organizado por Nucat

Playa de La Musclera – 10 h.

https://www.facebook.com/events/285566974977949/?ref=6&ref_notif_type=plan_user_invited

10523285_695260133899005_7024175992078748056_n

Día 7 de septiembre – Madrid

Sendesnudo – Organizado por ADN

Embalse de la Pinilla

http://www.naturismo.org/adn/eventos/10nieve.html

Día 13 de septiembre – Sant Pere de Torrelló (Barcelona) 

Excursión por el río Ges – Organizado por CCN

Punto de encuentro: parada de autobús – 9:30 h.

Torrelló

10669050_10152791199321019_1934266854044207436_o

Día 13 de septiembre – Cullera 

Encuentro de fin del verano (con paella) – Organizado por ANVA

Playa del Mareny de Sant Llorenç – 12 h.

LM Cartel playa de Cullera

Día 13 de septiembre – Portugal 

Encuentro de playa – Organizado por Clube Naturista do Centro

Playa de Bela Vista

10665077_753533031371942_2677020016216289403_n

Día 20 de septiembre – Barcelona 

20ª noche del Club Català de Naturisme – Organizado por CCN

Piscinas Picornell – 21 h.

Picornell

Día 21 de septiembre – Pera (Silves, Portugal) nuevo3

Encuentro de playa- Organizado por Clube Naturista do Algarve

Playa Grande – 11:30 h.

10511348_347012688805573_3657514272080150729_n

Día 28 de septiembre – L’Albir (Alicante)

Spa nudista – Albir Spa

De 17 a 20 h.  – Calle Pau Casals, 20

Días 24 al 26 de octubre – Mulhouse (Francia) 

Gala europea de natación – Organizado por FNI

Piscine des Jonquilles

 AGP Picornell 6_5 CCN

Día 26 de octubre – L’Albir (Alicante)

Spa nudista – Albir Spa

De 17 a 20 h.  – Calle Pau Casals, 20

Día 26 de octubre – Albufeira (Algarve, Portugal)

Piscina naturista – Organizado por Clube Naturista do Algarve

19 h.  – Hotel Maritur

Piscina octubre 

Día 2 de noviembre – Madrid

Sendesnudo – Organizado por ADN

Plantación de bellotas

http://www.naturismo.org/adn/eventos/10nieve.html

Día 15 de noviembre – Albufeira (Algarve, Portugal)

Piscina naturista – Organizado por Clube Naturista do Algarve

19 h.  – Hotel Maritur

10362769_1521234261433383_3237825747954112550_o

Día 30 de noviembre– L’Albir (Alicante)

Spa nudista – Albir Spa

De 17 a 20 h.  – Calle Pau Casals, 20

Publicado en Nudismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La Panderola

Mi colega de trabajo y afición Pepe me hace llegar este video del You Tube, en el que se recogen imágenes de La Panderola, nombre popular del Tranvía a vapor de Onda al Grao de Castellón, TOGC, que significa la cucaracha y que se le puso por el color negro de sus máquinas.

No están fechadas las imágenes, pero con total seguridad son todas anteriores al año 1964, puesto que el tranvía cerró sus puertas el 31 de diciembre de 1963. Yo, en mis años de residencia en Castellón, recorrí en muchas ocasiones su trazado por las calles, aunque no quedaba ningún rastro de los carriles; quedaba la ahora inexistente explanación por la Avda. de los Hermanos Bou (la carretera más antigua que une Castellón con el Grao), el paso por la Plaza de la Paz y su continuidad por la calle Ximénez, para enseguida girar detrás del teatro principal a buscar la calle Herrero, por la que seguía hasta que proseguía por la Avda. Almassora tras circular por la calle Maestro Bretón, que supongo que en aquella época no era más que una sucesión de campos… y como después continuaba por la carretera de Almassora hasta esta población (hoy el trazado del tranvía ha sido aniquilado por la autovía y el carril bici)… e incluso creo recordar que aquí, en Almassora, si quedaban vestigios del muy popular tren… tan popular, que hasta tuvo su propia canción, popularizada por el grupo castellonero Els Llauradors y que suena al principio del vídeo.

Con todos ustedes (redoble de tambor) La Panderola.

Y el vídeo original, en inglés.

 

Publicado en Trenes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Adopcions: 18 anys després – Sense ficció

Hace unos pocos días tuvimos una gran sorpresa: el Quinteto de Bucaramanga vino a visitarnos. Claro, que dicho así, parece más una película de misterio que una estupenda noticia. Pero bueno, allá va la explicación…

Hace ya muchos, muchos años, nosotros emprendimos la apasionante aventura de buscar a nuestros hijos. Nuestros niños, como tantos otros, se perdieron en el camino de buscar a sus padres, y cuando decidieron venir al mundo lo hicieron a través de una progenitora, que, sin saberlo, nos dio el mejor regalo que podíamos tener en nuestra vida: engendró y cuidó (bueno, digamos que cuidó) a nuestros niños.

La realidad es que la progenitora sólo los parió, y a continuación, empezó la búsqueda mutua de unos padres y unos hijos: los primeros, tomando decisiones que, sin saberlo, nos llevaron hasta ellos: ¿dónde adoptamos? ¿Rumania, que es muy rápido? ¿Colombia, que es más cuidadoso con los niños, pero mucho más lento? Y después ¿aceptamos esta asignación de cuatro niños? ¿Ésta otra de 2 gemelos de 7 años? Sólo cuando vimos sus fotos, supimos que eran nuestros niños… y mientras, ellos, nos buscaban simplemente sobreviviendo en un entorno hostil, en el que mi hijo, con apenas cuatro años, fue el héroe que salvo a su hermana: le dio de comer incluso de su propia comida, la bañó, la defendió de los ataques de los hombres lobo (denominación que dimos a aquellos hombres que bajaban de las montañas, entraban en el pueblo y mataban a discreción, por el simple hecho de no estar en el bando correcto… hasta hace bien poco, mi hija ha sufrido pesadillas por el recuerdo de los hombres lobo… y eso que tenía poco más de dos años cuando por fin nos encontramos).

Así que, un afortunado mes de septiembre, fuimos a encontrarnos todos, allá, en Bucaramanga. Y allí, coincidimos con los que se autodenominaban el Quinteto de Bucaramanga, que a partir de ese momento también lo fueron para nosotros.

La historia del quinteto también tiene su aquel: el quinteto empezó siendo un cuarteto, pero cuando leyeron el expediente de adopción fueron conscientes de la existencia de un hermano mayor; sin dudarlo, reclamaron también al hermano. Lo habían excluido de la adopción por la edad, pero también porque dado el historial del sin fin de maltratos que le infligía su progenitor, ya mostraba en aquellos momentos dificultades en su autoestima.

Pues bien, después de muchos años sin vernos, estuvimos unos instantes juntos; la mala suerte hizo que su llamada nos pillara a nosotros de viaje por Aranjuez y a mis niños de campamento, de forma que el mismo día en que nosotros volvíamos (el campamento todavía duraba unos días más) era el último día de visita del quinteto; pero aprovechamos bien el poco tiempo disponible…

Porque, a pesar del tiempo transcurrido, parecía que nos habíamos visto antes de ayer: el vínculo que se creó allá, en Bucaramanga, permanecía muy vivo. Y enseguida nos pusimos al día de nuestras aventuras con nuestros niños, de las alegrías y dificultades que nos hemos encontrado en el camino, como otros tantos padres las tienen, independientemente del origen de sus hijos…

Y, en el transcurso de la conversación, nos comentaron el programa de televisión que da título al artículo; trata de las dificultades a las que se enfrentan muchas familias porque los niños adoptados, a pesar del poco tiempo de abandono en muchos casos, traen consigo siempre una mochila que dificulta a menudo la tarea de acompañarlos en su camino a la madurez. Recomiendo que después de la visión del programa se lean los comentarios: hay algunos padres que ven reflejada su situación en las explicadas en el programa, y otros que, sin embargo, critican que sólo se de una imagen de la adopción como fuente de problemas.

El programa, al ser de la Televisió de Catalunya, está en catalán; pero creo que no va a suponer una gran dificultad para los hispanohablantes, y creo que merece la pena no perdérselo. Así que… ¡a por él!

http://www.tv3.cat/videos/5073958/Adopcions-18-anys-despres

Publicado en Otros | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Se puede conducir desnudo?

El pasado 22 de junio, en un encuentro de ANVA en Bicorp, realizamos un recorrido por los alrededores de unas pinturas rupestres que se encontraban en el barranco Moreno, situado un poco lejos de la casita que nos acogió, por lo que nos acercamos en los coches hasta sus proximidades.

IMG_0534

Las hamacas nos hicieron disfrutar todavía más de la estancia.

Por supuesto, el calor hizo que en en un santiamén nuestra excursión se convirtiera en un agradable sendesnudo, del que disfrutamos intensamente.

IMG_0538

Una vista del barranco.

IMG_0544

Una muestra de las pinturas rupestres.

IMG_0563

Esta laguna invitaba al baño, pero nadie lo hicimos…

IMG_0567

y ¡menos mal!, porque a escasos metros aguas arriba nos encontramos esto.

IMG_0580

Una casa de pastor, con su horno y su pequeña cuadra.

El caso es que cuando volvimos a los coches, nos pusimos todos a ponernos la ropa para volver a la casita a volver a quitarnos la ropa; y entonces propuse que podíamos hacer el camino de regreso desnudos, a lo que casi unánimemente se me replicó que eso estaba prohibido. Yo, como persona que conoce bastante bien las normativas de seguridad vial, pero que no las tengo memorizadas, comenté que no recordaba ninguna norma que lo prohibiera, pero me comprometí a buscar la respuesta.

Y ya la tengo; en primer lugar, he buscado en la fuente legal, la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento general de circulación; las únicas referencias que pueden afectar son las siguientes:

Ley de Seguridad Vial.

Artículo 11. Normas generales de conductores.

1. Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos. Al aproximarse a otros usuarios de la vía, deberán adoptar las precauciones necesarias para su seguridad, especialmente cuando se trate de niños, ancianos, personas ciegas o en general personas con discapacidad y con problemas de movilidad.

2. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.

3. Queda prohibido conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención de permiso de conducción en las condiciones que se determinen reglamentariamente.
Se prohibe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares.
Quedan exentos de dicha prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas.

4. Los conductores y ocupantes de los vehículos están obligados a utilizar el cinturón de seguridad, cascos y demás elementos de protección y dispositivos de seguridad en las condiciones y con las excepciones que, en su caso, se determinen reglamentariamente. Los conductores profesionales cuando presten servicio público a terceros no se considerarán responsables del incumplimiento de esta norma por parte de los ocupantes del vehículo.
En todo caso, queda prohibido circular con menores de 12 años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Asimismo, queda prohibido circular con niños menores de tres años situados en los asientos traseros del vehículo, salvo que utilicen para ello un sistema de sujeción homologado adaptado a su talla y a su peso con las excepciones que se establezcan reglamentariamente.

5. Queda prohibido circular con menores de 12 años como pasajeros de ciclomotores o motocicletas, con o sin sidecar, por cualquier clase de vía. Excepcionalmente, se permite esta circulación a partir de los siete años, siempre que los conductores sean los padres o madres, tutores o persona mayor de edad autorizada por ellos, utilicen casco homologado y se cumplan las condiciones específicas de seguridad establecidas reglamentariamente.

6. Se prohibe que en los vehículos se instalen mecanismos o sistemas, se lleven instrumentos o se acondicionen de forma encaminada a eludir la vigilancia de los agentes de tráfico, y que se emitan o hagan señales con dicha finalidad.

Como se puede comprobar, no hay referencia alguna a la vestimenta, ni siquiera al hecho de conducir descalzo o no (y yo pensaba que sobre ese particular si que había algo). Así que pasemos a la siguiente referencia, el Reglamento General de Circulación…

 Reglamento general de circulación.

Artículo 3. Conductores.
1. Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía. Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario (artículo 9.2 del texto articulado).

Artículo 17. Control del vehículo o de animales.
1. Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales.
Al aproximarse a otros usuarios de la vía, deberán adoptar las precauciones necesarias para su seguridad, especialmente cuando se trate de niños, ancianos, invidentes u otras personas manifiestamente impedidas (artículo 11.1 del texto articulado).

2. A los conductores de caballerías, ganados y vehículos de carga de tracción animal les está prohibido llevarlos corriendo por la vía en las inmediaciones de otros de la misma especie o de las personas que van a pie, así como abandonar su conducción, dejándoles marchar libremente por el camino o detenerse en él.

Artículo 18. Otras obligaciones del conductor.
1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos (artículo 11.2 del texto articulado).
Se considera incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción el uso por el conductor con el vehículo en movimiento de dispositivos tales como pantallas con acceso a internet, monitores de televisión y reproductores de vídeo o DVD. Se exceptúan, a estos efectos, el uso de monitores que estén a la vista del conductor y cuya utilización sea necesaria para la visión de acceso o bajada de peatones o para la visión en vehículos con cámara de maniobras traseras, así como el dispositivo GPS.

2. Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.
Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares (artículo 11.3, párrafo segundo, del texto articulado).
Quedan exentos de dicha prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas (artículo 11.3, párrafo tercero, del texto articulado).

3. Se prohíbe que en los vehículos se instalen mecanismos o sistemas, se lleven instrumentos o se acondicionen de forma encaminada a eludir la vigilancia de los agentes de tráfico, o que se emitan o hagan señales con dicha finalidad, así como la utilización de mecanismos de detección de radar.

4. Las infracciones a este precepto tendrán la consideración de graves conforme se prevé en el artículo 65.4.f) y g) del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

De nuevo, ninguna referencia a la obligatoriedad de llevar o no ropa…

Pero como en estos tiempos, si uno no consulta internet no es nadie en la vida, he puesto en el buscador conducir descalzo multa y me han salido cientos de páginas, por supuesto contradictorias; como ejemplo, una página que directamente afirma que Conductor desnudo, peligro seguro. La página se llama Circula seguro. Tu publicación sobre seguridad vial (patrocinada por Michelin y Fundación Mapfre, por lo que no hablamos de una página cualquiera) y afirma, entre otras cosas, lo siguiente:

Como nunca puedo afirmar algo si realmente me queda alguna duda, me he puesto a investigar sobre el tema, y en el Reglamento General de Circulación no se especifica, de forma concreta, que circular desnudo sea sancionable, pero sí que hay artículos que pueden aconsejar a un agente de la Guardia Civil que te multe. La razón es que el hecho de ir desnudo puede interferir en la conducción… de alguna forma.
Lo que está claro es que calzarse unas chancletas para conducir es un suicidio potencial. Está prohibido porque, precisamente, el calzado de ese tipo puede salirse del pie y caer, con mala suerte, bajo un pedal. Por ejemplo el pedal de freno (y no podrías frenar). Lo mínimo que te puede pasar es que despistes mientras te la calzas de nuevo.
Para conducir hay que llevar calzado apropiado, que no se escape del pie. Luego tenemos el resto de prendas. Sin fijarnos en el reglamento, creo que conducir sin ropa tiene que ser incómodo. Me imagino, porque soy hombre, el suplicio de un día de calor cuando uno se sienta en el puesto de conducción. No debe ser agradable. Me refiero a que la espalda se puede quemar contra el asiento, ¡por supuesto!

Y sobre los artículos 17 y 18 del Reglamento general de circulación, mencionados antes, afirma que

Diréis que cojo el argumento con pinzas, pero se me ocurren varios supuestos en los que el conductor desnudo, al menos parcialmente, puede no estar en condiciones de controlar el vehículo:

  • Fumas dentro del coche y se te cae la colilla en alguna zona de piel especialmente sensible al fuego.
  • Se te cae un café hirviendo encima.
  • Te quemas con el respaldo, y en casos extremos, con el asiento…
  • Del roce y el sudor, tienes zonas de la piel escocidas que provocan que te remuevas, incómodo, prestando menos atención a la carretera.

Alguno de estos argumentos implica que no puedas mantener correctamente la postura de conducción, incluso puedes ver limitados tus movimientos si el roce del cinturón de seguridad te irrita la piel y estás incómodo o con dolor. No lo sé, nunca conduje sin camiseta. La realidad, y no se qué pensaréis vosotros, es que tiene que ser de todo, pero sobre todo, incómodo.

Quizás, si vas sin camiseta y te hacen un control, o tienes que salir del coche por una colisión, no pase nada. Si vas “integral”, ya tienes más problemas añadidos. Si te das un golpe, probablemente el cinturón de seguridad te haga más daño. Para cerrar, os dejo una pregunta, teniendo aire acondicionado, ¿para qué narices vas a prescindir de la ropa?

nakedman2

Foto que ilustra el artículo.

Para mi, lo importante es: lo que no está prohibido, está permitido; la casuística que menciona no provoca un comportamiento distinto si llevas ropa; a falta de argumentos legales, van los razonamientos de andar por casa, de sentido común…

Pero la contestación de un profesional de lo jurídico la he encontrado en esta otra página,  Ley y respuestasen la que el abogado del colegio de abogados de Sevilla, J. Ignacio Guerrero Suárez ante la pregunta ¿Se puede conducir desnudo? contesta lacónicamente lo siguiente:

En un coche debe llevar el cinturón de seguridad puesto. En moto, debe ir con casco. El resto de la indumentaria, o la falta de ella, es cosa suya.

Y creo que con esto, todo lo demás sobra.

Espero, amiga Espe, que ya no tengas dudas sobre esto, y conduzcas desnuda siempre que te apetezca…

Enlace a Conductor desnudo, peligro seguro.

Enlace a ¿se puede conducir desnudo?

Publicado en Nudismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios